•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El obispo de Estelí, Abelardo Mata, ha sido denunciado por el delito de injurias y calumnias ante la Policía de Estelí, aunque en términos legales la acción debió introducirla en los juzgados para hacerla efectiva.

El denunciante es Reinaldo José Obregón Rodríguez, quien este miércoles por la tarde se presentó a la delegación departamental de la Policía Nacional de Estelí, junto a su abogado, para interponer la denuncia por injurias y calumnias contra Mata.

Obregón Rodríguez dice sentirse aludido por Mata, quien durante una homilía en la catedral de Estelí, el pasado 23 de junio, se refirió al caso de un parapolicía que durante las protestas mató a su propio hijo.

El joven Cruz Alberto Obregón López, de 23 años, quien era estudiante universitario e hijo de Obregón Rodríguez, murió a balazos en Estelí el 30 de mayo de 2018.

La Policía al momento de recibir la denuncia. Cortesía/END

Durante la homilía, Mata dijo: “Desde un punto cercano en este parque un francotirador dispara contra un joven, para descubrir después, con horror, que era su hijo. Miren la violencia hasta dónde lleva, el fanatismo, el no usar la cabeza. Yo le digo a los párrocos, si ustedes ya captaron a la persona que anduvo volando balas contra los muchachos, a un paramilitar que se les ha colado en el coro o en la cataquesis, no lo alejen; tóquenle el corazón e invoquen a Dios”.

En su mensaje, Mata nunca mencionó a ninguna persona en particular. Por otro lado, abogados han explicado que la denuncia debió introducirse en los juzgados y no en la Policía.

Tras la denuncia en la Policía de Estelí, Mata no se ha referido al tema.

Una fuente cercana al obispo señaló que en un vídeo que alguien grabó y divulgó en redes sociales el pasado 23 de junio (día del padre en Nicaragua), Mata se refirió a las muertes de tres jóvenes el 30 de mayo de 2018 y luego al accionar de los parapolicías, pero sin mencionar nombres.

“Inclusive, en ese sermón el obispo dijo que algunos paramilitares se han arrepentido de lo que han hecho y que han buscado la iglesia… quienes vienen de buena fe, le ha dicho a los párrocos, que los acojan, que no los rechacen”, indicó la fuente cercana a Mata.

La parte acusadora en las afueras de la delegación de la Policía en Estelí. Cortesía/END

DENUNCIA EN MANOS DE LA POLICÍA

La denuncia de Obregón Rodríguez la recibió la tarde del miércoles el jefe de la Policía Nacional en Estelí, comisionado mayor Alejandro Ruiz.

Para Obregón Rodríguez, el obispo Mata tiene una “campaña de desprestigio” en su contra.

De acuerdo con las declaraciones del denunciante, el prelado lo ha tildado de ser el parapolicía que habría matado a su propio hijo.

“No sé de dónde ha sacado eso, exijo a la Policía Nacional investigue todos los hechos para que esto se aclare”, dijo Obregón Rodríguez.

Según Obregón Rodríguez, él no es ni parapolicía ni mató a su propio hijo.

Por su parte, el comisionado mayor Ruiz sostuvo que hará llegar la denuncia de Obregón Rodríguez  a las instancias correspondientes y de acuerdo con los procedimientos legales, sin brindar más detalles.

La denuncia contra el obispo de Estelí se interpuso el 10 de julio, por la tarde. Cortesía/END

Por su parte, el abogado Gonzalo Arauz, representante de Obregón Rodríguez, señaló que cuentan con testificales y otras pruebas de que el 30 de mayo de 2018, cuando sucedieron los hechos, su cliente se encontraba laborando en un sector próximo a las pilas sépticas, al norte de la ciudad de Estelí, donde labora.

“Él es guarda de seguridad de la empresa Enacal y recibió la noticia (de la muerte de su hijo) cuando se encontraba en su centro de trabajo”, indicó Arauz.

“Ya el 30 de mayo, luego de solicitar el respectivo permiso a sus jefes inmediatos, se retiró para realizar las diligencias de la vela y el sepelio” de su hijo, continuó Arauz.

La familia Obregón-López, en horas de la noche de este 10 de julio, emitió un pronunciamiento en el que asegura que se ha visto perjudicada por las declaraciones del obispo Mata y las publicaciones en un medio escrito de circulación nacional.

El Contexto

El 30 de mayo de 2018, durante las protestas, murieron tres personas a balazos en Estelí.

Entre los fallecidos estaba Cruz Alberto Obregón López, de 23 años, hijo de Reinaldo José Obregón Rodríguez.

La muerte del joven no ha sido esclarecida.

Un policía recibe la denuncia. Cortesía/END

La madre de Obregón López, de nombre Sara Amelia López, estaba en Costa Rica cuando mataron al joven, por lo que viajó hasta la comunidad El Regadío, a unos 20 kilómetros al norte de la ciudad de Estelí, para asistir a la vela y el sepelio.

Otro de los muertos en Estelí aquel 30 de mayo de 2018 es Dodanim Jared Castilblanco, de 26 años, estudiante de Ingeniería Agroindustrial en una universidad pública, quien dejó en la orfandad a dos niños, de 10 meses y seis años, respectivamente.

Castilblanco Blandón murió de un impacto de bala en el tórax, según dio a conocer en su momento su padre, Amado Castilblanco.

La tercera víctima es Mauricio López, un obrero de 40 años.