•  |
  •  |
  • Edición Web

Los pobladores de León detuvieron sus labores por media hora la tarde de este jueves a causa de un remolino de polvo que se presentó, debido a los fuertes vientos que afectan la ciudad. 

Muchas personas que circulaban por las vías del centro histórico se refugiaron en las pocas viviendas que aún permanecían con sus puertas abiertas.

El fenómeno persistió por un al menos media hora, sacudió las estructuras de casas, negocios, supermercados y centros comerciales, poniendo en alerta a los leoneses.

El fenómeno conocido como tolvanera se registró entre las 4:15 y 4:35 de la tarde.

En ocasiones anteriores, se registraron tolvaneras en sectores aislados geográficamente.

En cambio hoy, el fenómeno perjudicó una amplia zona que incluye los repartos periféricos, el centro histórico y los barrios del sector noroeste.

El oficial del puesto de mando del Benemérito Cuerpo de Bomberos aseguró que no se registraron incidentes.

El oficial agregó que la tolvanera se originó en el centro de la ciudad y afectó con fuerza el oeste, perjudicando las actividades comerciales que convergen en la zona urbana.

Algunos pobladores de los repartos periféricos del sector noreste de León dijeron en medios radiales que debido a los fuertes vientos se produjo el desprendimiento de láminas de zinc en el techo de algunas viviendas.

Doña Lorena Hernández, una ciudadana que circulaba por las vías del barrio Guadalupe, se refugió inmediatamente en una vivienda.

La tolvanera la sorprendió cuando se dirigía al supermercado a realizar unas compras pero optó por regresar dado el temor a la formación de un nuevo remolino.

Tolvanera afectó la actividad comercial en el centro de León. José Luis González/END“Estos fenómenos son traicioneros, mejor me regreso a mi casa para no exponerme en las calles”, dijo Hernández, de 47 años.