AFP
  •   Lima  |
  •  |
  •  |
  • END

El líder indígena Alberto Pizango, acusado por el gobierno peruano de promover desórdenes que dejaron 35 muertos el fin de semana, se refugió en la tarde de ayer en la Embajada de Nicaragua en Lima en busca de asilo, informó el primer ministro Yehude Simon, ante una comisión del Congreso peruano.

“Acabo de recibir un documento de la Embajada de Nicaragua dirigido al Ministerio de Relaciones Exteriores, en que informa que el señor Alberto Pizango se refugió en la tarde de hoy (ayer) en esa misión diplomática”, dijo Simon al presentarse en la Comisión de Defensa del parlamento unicameral.

“En todo caso, para información (del Congreso) este señor ya está asilado”, añadió. Pizango se encuentra con orden de detención, luego de que el gobierno lo acusara de ser el responsable de los trágicos sucesos del viernes y sábado en la ciudad nororiental de Bagua, durante el desalojo de indígenas de una carretera que estaba ocupada desde hace varias semanas.

El paradero de Pizango, máximo dirigente de la Asociación Interétnica de la Selva Peruana (Aidesep), era desconocido desde la noche del viernes, cuando el Poder Judicial emitió una orden de captura en su contra.

La ministra del Interior, Mercedes Cabanillas, había afirmado que tenía información de que Pizango pretendía salir del país hacia Bolivia en busca de asilo, pero voceros de Aidesep señalaron que se mantenía en la clandestinidad en Lima.

Unas 65 etnias de la Amazonía protestan desde abril pasado con bloqueos de rutas y de ríos, y tomas de instalaciones petroleras, para que el gobierno derogue decretos que, consideran, pueden quitarles sus tierras en beneficio de empresas petroleras, mineras o madereras.