•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) expresó en la carta enviada el 10 de julio a la presidenta del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), Yolanda Yvonne Smith, que solo el acompañamiento internacional podría persuadir al Gobierno de Nicaragua de reanudar las negociaciones del Diálogo Nacional.

Luego de que la OEA, decidiera crear una comisión de alto nivel, para elaborar un informe sobre la actual situación que enfrenta Nicaragua, la Alianza Cívica demanda, que se conforme urgente dicha comisión para encontrar una salida a la crisis.

“Respetuosamente expresamos ante usted la urgencia de implementar lo aprobado por la Asamblea General el 28 de junio pasado, nombrando la Comisión prevista para que realice prontamente gestiones diplomáticas de alto nivel y pueda realizar su misión a Nicaragua, propiciar una solución pacífica y efectiva de la crisis y rendir un informe en el plazo máximo establecido”, dice la carta que envió la ACJD.

La misiva fue firmada por los cinco miembros del equipo negociador de la Alianza Cívica, que hasta mediados de mayo se mantuvieron en las negociaciones con el Gobierno.

“Estamos convencidos que únicamente el acompañamiento internacional, la presencia de organismos internacionales y en particular de la Comisión de alto nivel de la OEA en Nicaragua, podrían persuadir al gobierno de que es necesaria la reanudación de una negociación efectiva y de buena fe, basada en el cumplimiento pleno de los acuerdos”, dice la comunicación de la Alianza enviada a la presidencia del Consejo Permanente de la OEA.

La Alianza hace ver que es necesario restablecer la mesa de negociación con el Gobierno en el marco de lo que establece la resolución que se aprobó sobre Nicaragua el 28 de junio pasado en Medellín, Colombia, donde, la OEA celebró su más reciente Asamblea General.

José Pallais, miembro de la Alianza Cívica. Archivo/END

En la carta, la Alianza, también destaca el reciente informe presentado en Ginebra por la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU.

La carta cita el informe cuando dice: “Es crucial garantizar la rendición de cuentas sin ninguna excepción, asegurar el derecho a las víctimas a la verdad y la reparación y determinar las garantías que el Estado establecerá para evitar la repetición de violaciones de derechos humanos”.

Al respecto, José Pallais, del equipo negociador de la Alianza Cívica, dijo que la carta refleja con claridad la necesidad y la urgencia de que esa Comisión de alto nivel se forme para impulsar las soluciones a la crisis del país.

Mientras tanto, la Alianza mantiene su trabajo a lo interno, para fortalecerse, dijo Pallais.

La Alianza Cívica envió copias de esta carta a los testigos y acompañantes del diálogo, al Nuncio Apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag y al delegado de la Secretaría General de la OEA, Luis Angel Rosadilla, también al canciller Denis Moncada, a los embajadores acreditados en la OEA y el cuerpo diplomático en el país.

El diálogo entre el Gobierno de Nicaragua y la Alianza Cívica se encuentra suspendido desde el 16 de mayo, en espera de que el Gobierno de Nicaragua cumpla con los acuerdos firmados sobre la liberación total de todos los manifestantes encarcelados y el restablecimiento de derechos, libertades y garantías.