•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los excarcelados Kevin López Arosteguí, de Estelí y Bryan Cruz Calderón, de Jinotega, fueron recapturados por agentes de la Policía Nacional, denunciaron familiares de ambos ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

A López Arosteguí, de 19 años, lo arrestaron nuevamente el jueves en horas de lamañana y según sus familiares, ahora lo están señalando de traficar con drogas y que pese a su derecho de contar con un abogado, las autoridades no se lo permiten.

Verónica Nieto, del equipo de abogados de la CPDH, reprodujo frente a un grupo de periodistas un audio de voz que recibió de la madre de López, en el que se escucha decir que lo capturaron en la calle por llevar 21 gramos de droga.

La abogada explicó que previo a su arresto, López era víctima de asedio y acoso de parte de la policía.

A López lo habían capturado en junio de 2018 en una protesta relámpago en la parte periférica suroeste del barrio El Calvario, de Estelí.

El 31 de enero de este año, el juez Melvin Vargas, del Juzgado Séptimo Distrito Penal de Juicio lo declaró culpable junto a siete personas más por los delitos de entorpecimiento de servicios públicos, robo agravado y uso de armas restringidas. 

El 15 de marzo pasado fue excarcelado junto a 49 manifestantes más que estaban en la cárcel La Modelo. López Arosteguí es conocido por haber llegado con el rostro pintado a una de las audiencias que se le hizo durante el juicio.

En el caso de Bryan Cruz Calderón, la CPDH informó que éste fue capturado el 23 de junio de este año, según denunció su mamá, Esperanza Calderón.

La madre dijo que lo señalan de haber participado en un robo ocurrido en 2018, pero no ahondó en detalles, solo dijo que está encarcelado.

Civiles armados capturaron a Cruz Calderón el 30 de agosto de 2018 y le dieron maltrato por cinco horas, según la denuncia que fue interpuesta en la CPDH.

Los sujetos, sin identificar, le dispararon en la pantorrilla y luego con un cuchillo le hicieron heridas en sus genitales.

Este hecho ocurrió en la comunidad El Dorado, Las Cuchillas, en Jinotega, al norte de país.

El 27 de febrero de 2019, cuando se instalaron las negociaciones para buscar una salida a la crisis, el Gobierno ordenó excarcelar a 100 personas, entre esos estaba Cruz Calderón.