•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La estadounidense Tanya Mroczek Amador, quien vivió en Nicaragua hasta julio del año pasado dirigiendo con su esposo la ONG Corner of Love (Esquina del Amor), con la cual por 18 años apoyó en salud y educación a gente pobre, salió de este país empujada por las posibles repercusiones que le traería a su organización la nueva Ley Antiterrorismo.

“Estábamos atendiendo aproximadamente a 30,000 personas anualmente”, dice Mroczek.

Aseguró que al estallar la crisis sociopolítica en el país, y sobre todo después de que se promulgase la Ley contra lavado de activos y el financiamiento al terrorismo (Ley 997), la perspectiva cambió, debido a que la normativa podría ser usada para señalar a la ONG de estar apoyando a terroristas.

Desde julio de 2018 han establecido un centro de atención a los exiliados nicaragüenses que están en Costa Rica, donde ha quedado impactada por el drama que enfrentan los exiliados.

¿HACE CUÁNTO OPERABA CORNER OF LOVE EN NICARAGUA Y EN QUÉ LUGAR ESTABAN BASADOS?

Estábamos en Matagalpa, específicamente en San Ramón. Ayudamos a llevar energía eléctrica a una comunidad pobre y lejana, también perforamos varios pozos de agua allí y hemos construido también varias escuelas, un preescolar que donamos a la iglesia católica.

También una que tenemos junto con nuestra clínica y el hospital y muchas donaciones a iglesias y escuelas en diferentes proyectos comunitarios, dimos bastante ayuda financiera a muchas comarcas.

Tanya Mroczek Amador, junto al grupo de colaboradores de la ONG Corner of Love. CORTESÍA/END

Teníamos también aproximadamente 15 años de estar llevando brigadas médicas, para dar atenciones dentales, atenciones ópticas, un poco de todo y había crecido bastante la obra hasta llevar alrededor de 30 grupos al año y estábamos sirviendo más a menos a 30,000 personas anualmente.

¿EN ESTE LAPSO LA AYUDA ECONÓMICA Y EN SALUD Y EDUCACIÓN, A CUÁNTO ASCENDIÓ?

Es un poco difícil decir, pero es una suma fuerte. Por ejemplo, las semanas que salíamos a atender distintas comunidades dejábamos una donación de medicamentos, víveres que oscilaban entre 200 y 500 dólares, a veces más.

¿CUÁNDO SE INTERRUMPIÓ TODO ESO?

Bueno, en el mes de mayo de 2018 venía la violencia acercándose bastante a nuestro hogar en Matagalpa y varios grupos (de médicos) comenzaron a cancelar sus viajes a Nicaragua, uno tras de otro; entonces en julio decidimos movernos a Costa Rica para ver en qué situación estaban los refugiados y ver qué podíamos hacer allá.

¿EN LA SALIDA DE USTEDES, INCIDIÓ ALGUNA PRESIÓN DEL GOBIERNO O FUE DECISIÓN PROPIA?

Fue una decisión personal, no habíamos recibido nada del Gobierno, pero ya estaban protestando en Matagalpa y habían fallecidos. Yo residía en Nicaragua, pero da la casualidad que para el inicio de las protestas yo estaba en Honduras. Volví al país la noche del 20 de abril, prácticamente el país estaba en guerra esa noche, no había ni un hotel en Managua y cuando íbamos manejando desde Managua hacia Matagalpa vimos hasta cuerpos en la carretera, todo lo que uno se pueda imaginar de un círculo de violencia en la ruta, a partir de allí todo se fue arreciando.

La ONG Corner of Love ayudaba en Nicaragua con programas de salud. CORTESÍA/END

En Matagalpa vivíamos en un lugar muy céntrico de la ciudad, cerca de la alcaldía y ya todo mundo manejaba que el alcalde estaba involucrado en la represión y en la municipalidad se podía percibir el peligro, estaba todo súper tenso. Eso y el hecho de que todos los grupos de estadounidenses comenzaron a cancelar porque teníamos programados dos grupos en mayo, tres grupos en junio. Entonces en mi caso fui ese mayo a Washington D.C. en carácter de representante de la sociedad civil ante la Organización de Estados Americanos para denunciar la situación que se estaba viviendo en Nicaragua.

EN UN VÍDEO DIVULGADO POR USTEDES MENCIONAN QUE A PARTIR DE JULIO DEL AÑO PASADO LA LEGISLACIÓN NICARAGÜENSE ESTABLECIÓ DIFERENCIAS PARA PRESTAR LA AYUDA HUMANITARIA ENTRE LOS QUE ESTABAN A FAVOR DEL GOBIERNO Y LOS QUE LE ADVERSAN. ¿HUBO ALGUNA NOTIFICACIÓN GUBERNAMENTAL INFORMÁNDOLES ESA MEDIDA?

Sí. La Ley 997, contra lavado de activos y el financiamiento al terrorismo y el financiamiento a la proliferación de armas de destrucción masiva. Cuando  fue promulgada hice consultas con distintos abogados en Nicaragua y la explicación que me dieron era que obviamente el Gobierno estaba combatiendo lo que ellos llaman golpe de estado y que cualquier recurso (financiero o asistencia), que cualquier persona ponía en manos de otra persona, sería visto como una asistencia al terrorismo… Entonces cuando eso salió (ley antiterrorismo) cambió todo para nosotros, porque los tres abogados nos decían que no se podría poner medicina en manos de una persona que tal vez estaba herida y que tal vez estaba en contra del Gobierno,  y nosotros movemos una fuerte suma anual en medicamentos, entonces era bien difícil porque cómo íbamos a tener que discriminar entre los pacientes que llegan al sitio y tratar de saber quién era quién… Nosotros suspendimos operaciones en mayo (de 2018), pero había posibilidades de que pudiéramos seguir en julio (de 2018), pero al salir la Ley antiterrorismo y la explicación jurídica, decidimos cerrar, porque no abriríamos bajo esas condiciones de estar haciendo entrevistas y ver si el paciente era pro Ortega o si era opositor.

La ONG Corner of Love recolecta ayuda para familias necesitadas. CORTESÍA/END

¿ALGUNO DE LOS COLABORADORES DE CORNER OF LOVE FUE AMENAZADO CON LA APLICACIÓN DE ESTA LEY?

 

Sí, pero no quisiera entrar en detalles sobre ese aspecto, pero sí hubo colaboradores que recibieron amenazas. Eran personas con convicciones cristianas muy fuertes, que sentían la necesidad de defender ante todas las violaciones a los derechos humanos.

ACTUALMENTE ESTÁN EN COSTA RICA…

Sí. Hice un primer viaje en el mes de julio del año pasado y fui a la frontera entre Costa Rica y Nicaragua para hablar con personas que estaban cruzando. Eran muchas personas, todos lloraban, hasta los hombres y ese primer día tuve una entrevista con un hombre que había abandonado esos escuadrones de paramilitares en Managua y él era trabajador de jardinería y mantenimiento en la Alcaldía de Managua y le estaban obligando a hacer cosas malas. Él no quería y aunque no era muy católico, comenzó a vincularse con curas que le acercaron la palabra de Dios, uno de esos curas lo ayudó a irse del país, pienso que ese señor hizo algo terrible porque su llanto era mucho, se miraba que tenía todo el peso de su pecado encima.

¿ QUÉ FUNCIONES ESTÁN DESARROLLANDO EN COSTA RICA?

Cerca de Peñas Blancas abrimos un centro y allí tenemos estaciones para Medicina General, Odontología, cuidados ópticos, farmacia, entonces nosotros pagamos buses que vienen de todas partes de Costa Rica: Los Chiles, Upala, San José, Alajuela, Cartago y ellos son atendidos por nuestros voluntarios. También reciben ropa, zapatos, víveres, toallas, colchonetas, biblias, oramos con ellos y siempre hay pastores en nuestro grupo, hay un intercambio de testimonios.

Pero también nosotros tenemos servicios móviles y eso nos permite estar en contacto con muchos grupos en el país y ellos nos comunican sus necesidades. A veces costeamos la transportación porque muchos  tienen citas migratorias para integrarse a la sociedad costarricense. El centro de atención en Peñas Blancas no opera todo el tiempo, sino cuando tenemos grupos de voluntarios.

Hay meses que tenemos grupos de dos semanas o tres, a veces solo una, pero se podría decir que estamos haciendo esto un mínimo de 10 días cada mes.

Tanya Mroczek Amador, junto a un grupo de refugiados nicaragüenses. CORTESÍA/END

¿ES EXCLUSIVAMENTE PARA REFUGIADOS NICARAGÜENSES?

No, la idea era esa, pero también han llegado refugiados venezolanos, salvadoreños, haitianos, pero en menor medida.

¿QUÉ TIPO DE COMPLICACIONES DE SALUD EXPERIMENTAN?

Hay una cantidad enorme de personas que todavía tienen balas en sus cuerpos, todavía se siente el metal de la munición debajo de su piel. Son muchos, hemos pagado cirugías para varias personas para que puedan extraer las balas.

Tienen infecciones respiratorias, pero complicadas, porque las han padecido por demasiado tiempo, infecciones de oído, el clima en San José es frío, muchos nicaragüenses no están acostumbrados a eso, algunos duermen en la intemperie y eso los afecta mucho, entonces hemos visto tímpanos dañados, tal vez más de 20 casos presentan esta afectación.

También personas con infecciones de muelas. Hay muchos problemas dermatológicos también, porque duermen en casas de refugio, en ocasiones hasta 20 personas en un solo salón, entonces tienden a coger muchas ronchas. Hemos diagnosticado cáncer en varias personas, unas seis u ocho personas, porque la gente está alejada de todo el sistema médico... Es muy triste, porque ellos además de no tener techo, de no saber de dónde vendrá su próxima comida, muchos han venido a pasar consultas con fiebre.

¿CUÁNTAS PERSONAS HAN ATENDIDO?

Al momento nosotros estamos en aproximadamente 7,200 personas. Alrededor de 4,000 han pasado por nuestras instalaciones en el centro de Peñas Blancas  y los otros 3,200 han sido beneficiados por medios de los servicios móviles en diferentes cantones de Costa Rica.

¿TIENE UN DATO SOBRE LA CANTIDAD MONETARIA QUE HA REPRESENTADO ESTA AYUDA HUMANITARIA?

Apenas tenemos el dato de las personas asistidas, pero en valor económico aún estamos haciendo ese estudio, pero una cosa que sí le puedo compartir es que acabamos de ingresar una orden farmacéutica a Costa Rica que tenía un valor de US$67,000.

Pero ese es solamente lo que nos costó a nosotros, no es el verdadero valor de la medicina, porque como nosotros somos ONG, logramos comprar el medicamento a precio más bajo porque en Estados Unidos valen cienes de dólares por persona, son muy buenos tratamientos, pero por ser una misión cristiana compramos en mayor cantidad y hasta recibimos becas en las que nosotros solo pagamos el transporte. Entonces esos US$67,000 dólares en medicina, verdaderamente podrían pasar de US$300,000.

SOBRE EL PAPEL QUE TIENE USTED COMO REPRESENTANTE DE LA SOCIEDAD CIVIL ANTE LA OEA, ¿CUÁL ES LA PERCEPCIÓN EN EL ORGANISMO DESDE LAS OTRAS ONG CIVILES SOBRE LA SITUACIÓN EN NICARAGUA?

Está bastante difícil porque obviamente estos diferentes cancilleres, embajadores, ellos no estaban en el campo, estaban en el sitio la CIDH y otros organismos como ellos, pero los propios cancilleres y los que tienen derecho a voto no, y el Gobierno de Nicaragua realmente ha hecho una labor exhaustiva para tratar de convencer a estos países de que lo que ha ocurrido, los muertos, son por resistencia a la autoridad o porque ellos tenían armas, todo lo que pintan para la falsa normalidad.

Entonces mi rol ha sido muy personal, muy humano, de sentarme con esas personas y explicarles cara a cara qué eso no es la verdad, que la realidad es otra y enseñar vídeos y tratar de hacerle llegar el mensaje de que lo que (Daniel) Ortega pinta no es así.

Entonces nuestro trabajo es bastante difícil porque ahorita asumirá la presidencia del Consejo Permanente de la OEA Grenada y ellos se abstuvieron en la última votación, no los considero un país aliado en esta lucha, pero tampoco diría que es un fracaso desde ahora que ellos asuman.

LA OEA EN SU ÚLTIMA REUNIÓN ESTABLECIÓ UN LAPSO DE 75 DÍAS PARA LA FORMACIÓN DE ESTA COMISIÓN QUE TRATE DE ENCONTRAR UNA SALIDA PACÍFICA A LA CRISIS NICARAGÜENSE. ¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE ESTA COMISIÓN Y EL GRUPO DE TRABAJO QUE SE CREÓ EL AÑO PASADO?

Se esperan acciones mucho más fuertes por parte de esta comisión, porque se está insinuando gestiones diplomáticas al más alto nivel, es decir tratar de involucrar a presidentes, primeros ministros, las máximas autoridades en los países, lo cual no se había hecho antes, porque la gestión solo se había hecho a nivel de embajadores o cancilleres, y obviamente cuando son decisiones tan importantes sí se involucra su presidente, pero quizá ahora será más, o al menos eso esperamos y es lo que tenemos que empujar.

Creo que las propuestas de sanciones que salieron (el jueves) son una buena muestra del camino en que ellos quieren transitar ahora, o sea quieren más sanciones, que los países que no han participado en eso lo empiecen a hacer, que sean acciones más contundentes, pero esa es la gran tarea que tenemos frente a nosotros, porque con la presidencia de Grenada está un poquito difícil, pero el lenguaje está allí y es cosa de hacerles seguir el lenguaje de la resolución