•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Luis Almagro, secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), demandó al Gobierno de Nicaragua respetar las medidas provisionales que otorgó la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) al personal del clausurado Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y a la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

"El gobierno de Nicaragua debe respetar las medidas provisionales otorgadas a las organizaciones defensoras de derechos humanos en Nicaragua”, publicó en su Twitter el secretario de la OEA.

El 27 de junio de 2019, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó con carácter de urgencia las medidas provisionales y fue hasta ayer en la tarde que la Corte IDH las otorgó.

La Comisión denunció que los integrantes del Cenidh y de la CPDH viven una situación de extremo riesgo”, porque son objeto de campañas de desprestigio y sufren seguimientos de parte de la Policía.

También son vigilados a través de cámaras colocadas en locales contiguos, sufren asedio constante de la Policía y se les impide realizar sus labores en lugares públicos como juzgados, centros policiales y centros penitenciarios. 

La Corte determinó la “necesidad urgente de adoptar las medidas necesarias para evitar daños irreparables contra el derecho a la vida e integridad de las personas integrantes de estas organizaciones”.

Eduardo Ferrer, presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).En referencia al respeto de las medidas provisionales concedidas por la Corte IDH, Almagro publicó en Twitter que la comunidad internacional debe permanecer alerta para proteger los derechos de los nicaragüenses.

Ayer, en un comunicado de prensa, Eduardo Ferrer Mac-Gregor, presidente de la Corte IDH, requirió al Estado de Nicaragua que adopte de forma inmediata las medidas necesarias para evitar daños irreparables y proteger eficazmente la vida y la integridad personal del Cenidh y de la CPDH.

Verónica Nieto, del equipo de abogados de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH). Jorge Ortega/END El organismo precisó que en la solicitud de medidas provisionales presentadas por la CIDH aportó pruebas sobre las amenazas recibidas por numerosos integrantes de ambas organizaciones y tras analizar dicha solicitud, el presidente de ese organismo consideró que concurren suficientes elementos para determinar la existencia de una situación de extrema gravedad.

El pasado 15 de mayo de 2019, CIDH remitió esa solicitud de medidas provisionales ante la Corte para que el Tribunal requiriera al Estado de Nicaragua que adoptará las medidas necesarias para preservar la salud, vida e integridad personal a 17 manifestantes encarcelados.

Sobre la dicha solicitud, el 22 de mayo pasado, Ferrer Mac-Gregor resolvió adoptar diversas medidas urgentes para evitar daños irreparables a 17 personas privadas de libertad en Nicaragua.