•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La reserva de Biosfera de Río San Juan, o del sureste de Nicaragua, es la que está en peor estado de conservación de las tres que existen en este país, afirma el experto del Centro Humboltd, Jurgen Guevara.

La Reserva de Biosfera es la más alta distinción de las áreas protegidas a nivel mundial, otorgada por la Naciones Unidas y en Nicaragua Río San Juan, Bosawas y Ometepe poseen este estatus.

 Lea: “La flora amazónica llega hasta Río San Juan”

En los últimos años, Río San Juan es la que más ha sido deteriorada, al grado de que actualmente se reduzca a la masa de bosque que conforma Indio-Maíz, según el especialista de industrias extractivas del Centro Humboldt, Jurgen Guevara.

Generalmente, la reserva biológica Indio-Maíz era catalogada como toda la reserva de Biosfera, no obstante está conformada por otras áreas protegidas como la reserva Los Guatuzos, refugio de vida silvestre Río San Juan, monumento histórico Fortaleza La Inmaculada Concepción de María, monumento nacional Archipiélago de Solentiname, reserva natural Cerro Silva.

La Reserva de Biosfera es la más alta distinción de las áreas protegidas a nivel mundial. Foto: Archivo/END

Se estima que la reserva de biosfera de Río San Juan tiene más de 1,800,000 hectáreas, siendo Indio-Maíz las más grande de las reservas que la conforma, con 300,000 hectáreas, según datos oficiales.

Guevara precisó que en un análisis de uso de suelo y deforestación que realizaron del periodo de 2011 a 2016, encontraron que al menos 163,000 hectáreas de bosques se perdieron en esos años en la reserva de biosfera de Río San Juan.

 De interés: Tres incendios han afectado Río San Juan

“Bosawas anda por las 92,000 hectáreas perdidas en el mismo periodo”, afirmó.

El experto aseguró que si esta tendencia continua, es posible que para el próximo periodo la pérdida sea similar.

La Reserva de Biosfera es la más alta distinción de las áreas protegidas a nivel mundial. Foto: Archivo/END

Para el año 2018, Bosawas cuenta con 696 mil hectáreas de bosque, según datos del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales y al menos 7,285 hectáreas están en recuperación forestal.

El experto indicó que las tres reservas de biosferas tienen las mismas presiones: deforestación, degradación forestal y cambio de uso de suelo.

 Además: El Castillo de la Inmaculada, La perla del Río San Juan

Explicó que Bosawas está compuesta por bosques húmedos y bosques de nebliselva.

En cambio, la reserva Río San Juan posee bosques de palmas y bosques sumamente húmedos, etiquetados como los ecosistemas que albergan el 14% de la diversidad del mundo.

La Reserva de Biosfera es la más alta distinción de las áreas protegidas a nivel mundial. Foto: Archivo/END

“No es que sea más importante Río San Juan que Bosawas, sino que la dinámica es distintas y la susceptibilidad varía. Río San Juan tiene bosques endémicos, es decir, que solo pueden desarrollarse en esa zona y una vez que se pierda, no se recupera”, advirtió.

Explicó que las reservas de Biosferas tienen tres áreas: los núcleos intangibles de conservación, el área de uso múltiple y área de amortiguamiento.

También: Nicaragua mejora en desempeño ambiental, según Universidad Yale

Los núcleos de conservación son los sectores donde se supone que no se puede hacer ninguna actividad humana. A su criterio, la única zona núcleo que tiene el mayor grado de conservación es Indio-Maíz, aunque ya está siendo afectada por colonos y madereros ilegales.

“La puntas intangibles son Cerro Wawashan, Punta Gorda, Cerro Silva, Los Guatuzos e Indio-Maíz”, precisa.

La Reserva de Biosfera es la más alta distinción de las áreas protegidas a nivel mundial. Foto: Archivo/END

El experto afirmó se supone que en esas áreas protegidas no se pueden realizar actividades.

No obstante, en el caso de Los Guatuzos, este año se reportaron algunos incendios forestales y en Indio-Maíz los gobiernos comunales Rama y Kriol presentaron en abril evidencia de la destrucción que ocurre en el corazón de Indio-Maíz.

Lea más: 95 viviendas afectadas por la crecida del Río San Juan

“Hay un problema de gestión porque no se está respetando la conservación, permitiendo actividades productivas”, aseguró.

Señaló que la reserva de Punta Gorda casi no tiene cobertura forestal y Cerro Silva aún conserva algo de su núcleo.

La Reserva de Biosfera es la más alta distinción de las áreas protegidas a nivel mundial. Foto: Archivo/END

“Las áreas intangibles están siendo sometidas a una alta presión. La ganadería está ejerciendo presión, como ya no hay tierras están ingresando a las áreas intangibles”, manifestó.

De acuerdo con los mapas de uso de suelo, con datos hasta el año 2015, hechos por el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), del 2005 al 2015 ha habido un gran avance de la deforestación.

En los mapas, todas las zonas que rodean Indio-Maíz y el Cerro Silva aparecen como áreas de pastos.

¿Qué dice Naciones Unidas?

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) las reservas de Biosferas tienen la función de conservación, destinada a la protección de los recursos genéticos, especies, ecosistemas y paisajes.

Según el marco estatuario de la Red Mundial de Reservas de Biosferas de la Unesco, cada 10 años el estado de una reserva de Biosfera debe ser evaluado.

De acuerdo con el artículo 4 del estatuto de la Unesco para la reservas, si algunas de las áreas nombradas dejara de poseer “sistemas ecológicos representativos, tener importancia para la diversidad biológica y la conservación”, perderían esta importante designación.