• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La autopsia entregada por el Instituto de Medicina Legal (IML) a la familia del reo fallecido de un disparo en la cárcel, Eddy Montes Praslin, contradice la versión del Gobierno, ya que el dictamen médico afirma que recibió un disparo a distancia y las autoridades aseguraron que hubo un forcejeo y el arma se disparó a quemarropa.

El Nuevo Diario tuvo acceso este fin de semana a la autopsia que el Gobierno le entregó a la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua y que posteriormente recibió la familia Montes, en la cual se lee que la muerte de Montes Praslin es catalogada por el IML presuntamente como “natural-accidental”.

Francisco Montes afirmó que la autopsia practicada por el IML especifica que fue un impacto de bala con entrada y salida a la altura de la ingle.Jorge Ortega/Archivo/END

Eddy Montes Praslin, de 57 años, falleció el 16 de mayo pasado víctima del disparo de un centinela de la cárcel La Modelo, en momentos en que la Cruz Roja Internacional realizaba una visita a la prisión.

Según la autopsia del IML, la causa directa de muerte de Montes fue una hemorragia masiva o shock hipovolémico irreversible.

No hay señales de pólvora

Como causa intermedia, la autopsia menciona una laceración vascular entre la arteria y la vena ilíaca izquierda y la herida perforante por un proyectil de arma de fuego en la cavidad pélvica o abdomen, señalada como causa básica de muerte.

“Mencionan en la autopsia que el balazo fue de largo. Ahí mismo plantean que no hay señales de pólvora”, dijo Francisco Montes, primo del fallecido.

Según el comunicado del Ministerio de Gobernación emitido el mismo día de los hechos, hubo una alteración al orden público en la cárcel que provocó un forcejeo entre presos y custodios, ocasionando un disparo producto del forcejeo que impactó contra Eddy Antonio Montes.

“A eso de las 14:30 horas, un buen grupo de presos se abalanzaron contra el personal del perímetro de seguridad, forcejeando con uno de los centinelas con claras intenciones de quitarle el arma reglamentaria. En dicho forcejeo hubo disparo que impactó al preso Eddy Antonio Montes Praslin, de 57 años de edad, quien fue trasladado de manera inmediata al centro asistencial más cercano”, expresa el comunicado de Gobernación.

La autopsia entregada por el Instituto de Medicina Legal (IML) a la familia del reo fallecido de un disparo en la cárcel, Eddy Montes Praslin, contradice la versión del Gobierno. Jorge Ortega/Archivo/END

“Ellos mismos se están contradiciendo en su versión donde decían que fue por un forcejeo”, enfatiza el primo de Eddy Montes, al comparar la versión oficial con el dictamen de Medicina Legal.

Francisco Montes afirmó que la autopsia practicada por el IML especifica que fue un impacto de bala con entrada y salida a la altura de la ingle.

Añadió que la autopsia, antes de estar en manos de la familia, fue entregada por las autoridades gubernamentales a la Embajada de Estados Unidos.

“La autopsia a mí me la entregaron hace dos semanas, pero tengo entendido que el Gobierno se la dio a la Embajada de Estados Unidos, tenemos certeza de que la autopsia pasó a la Embajada de Estados Unidos y de ahí ellos se la pasaron a Eddyjafet Montes Montenegro (hija de la víctima) y ella se la pasó a la abogada Leyla Prado, y esta nos la pasó a nosotros”, explicó el primo de Eddy Montes.

El Gobierno había justificado la muerte del reo, indicando que se había presentado en esa ocasión por novena vez una grave alteración al orden interior de parte de los presos por delitos contra el orden público, quienes habían destruido la infraestructura de la galería en el Sistema Penitenciario La Modelo, “provocando quema de colchones asignados, destrucción del sistema eléctrico, techo de la galería, malla perimetral y agresión a funcionarios penitenciarios”.

Contrario a esa versión, manifestantes presos que estuvieron ese día cerca de Montes han relatado, al salir de la cárcel, que todo comenzó con un centinela que insultaba a los reos y ante el reclamo de estos, el custodio comenzó a hacer disparos al aire, lo que molestó a los prisioneros que se defendieron arrojando piedras y posteriormente, uno de los disparos impactó a Montes.

Autopsia privada

Francisco Montes dijo que analizarán el contenido de la autopsia del IML para, después, comparar los resultados con la autopsia privada, las cuales son diferentes, de acuerdo con lo que se conoce hasta este momento.

“Tenemos varias cosas pendientes, nosotros estamos coordinando con los otros médicos para brindar una conferencia y decir que el Gobierno entregó la autopsia, leerla e interpretarla, pero que la interpreten los doctores expertos en la materia, como son los que hicieron la autopsia privada. Ahí mismo se les explicará por qué la autopsia privada no se ha entregado”, destacó Francisco Montes.

La muerte de Montes, quien tenía ciudadanía estadounidense, desencadenó condenas nacionales e internacionales, entre ellas del Gobierno de Estados Unidos, el que demandó que se realizara una investigación exhaustiva, inmediata y transparente del caso.

“Su muerte, la muerte de cientos de civiles inocentes a manos de las fuerzas de seguridad y parapolicial y la detención continua de cientos de presos políticos más, demuestran el absoluto desprecio del régimen por la vida humana y las libertades democráticas”, dijo en mayo Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado de EE. UU., a través de un comunicado de prensa.

Representantes de organismos como la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), están entre los que condenaron la muerte de Montes y demandaron que se aclararan los hechos.