•  |
  •  |
  • END

Los taxistas de Managua dicen estar ahogados económicamente por el constante incremento en el precio de la gasolina, pero por ahora, no tienen pensado declararse en huelga ni armar asonadas, por el contrario, buscan a través de una carta, sostener una reunión con el presidente Daniel Ortega, para buscar alternativas a la crisis petrolera, “antes que sea demasiado tarde”.

“Queremos consensuar medidas antes de que se presente una situación de emergencia”, aseguró Allan Vargas, Presidente del Movimiento Nacional de Taxistas, quien tiene preparado para el miércoles próximo una asamblea general con más de 300 directivos de cooperativas.

En tanto, la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxis, Fenicootaxi, iniciará una campaña para la recolección de firmas que sustenten una solicitud pública al presidente Ortega, para sostener una reunión con líderes del sector selectivo donde el tema principal sea el incremento constante de los combustibles.

“Estamos entrando en una situación que requiere una revisión de la tarifa, creemos que es ser responsable sostener un encuentro con el Presidente y no esperar a cuando la situación esté igual a la de mayo del año pasado”, aseguró Vidal Almendárez, Presidente de Fenicootaxi.

Tanto la Fenicootaxi como el Movimiento de Taxistas, coinciden en la necesidad de revisar alternativas para enfrentar el incremento semanal de los combustibles. La propuesta de consenso es “el apoyo estatal para enfrentar el problema”.

Propuestas

Vidal Almendárez asegura que se puede aprobar una escala de precios en la medida que aumente el costo del combustible, “hasta llegar al precio mayor”.

Recordó que cuando el gobierno decidió suspender el descuento de US$ 1.30 que se le aplicó al precio del combustible en diciembre pasado, dejó abierta la posibilidad de aplicarlo nuevamente “mientras los precios de los combustibles diesel y gasolina, se comporten en un nivel de precios que no iguale a los que dieron origen al descuento de mayo”.

“Buscamos un diálogo con el gobierno, no pretendemos poner al gobierno una camisa de fuerza; lo que hacemos es un llamado a no llegar a una posición extrema y que se busque la salida”.

Alarmado y preocupados

Para Allan Vargas, Presidente del Movimiento Nacional de Taxistas, los constantes incrementos en el precio de los combustibles tienen a los taxistas “alarmados y preocupados”.

La propuesta de Vargas es una tarifa diferencia “proponiendo porcentajes en la medida que se incremente el costo del combustible”. La idea, según el presidente del Movimiento Nacional de Taxistas, “es ir equidistante, paralelo al precio del combustible”.

Vargas piensa en la posibilidad de reactivar las tarjetas inteligentes con las que el taxista tenía acceso a comprar cinco galones de combustible con el descuento de US$ 1.30 centavos. “Quizá no sean los cinco galones, lo mejor es pedir una mesa técnica con el gobierno discutir el tema de los combustibles”, señaló Vargas.

Una medida intermedia

Cuando el gobierno suspendió el descuento de US$ 1.30 centavos, los taxistas compraban la gasolina en 26 córdobas el galón, desde entonces su costo se elevó hasta alcanzar los 74 córdobas, este fin de semana.

Según Almendárez, si se parte de los 26 córdobas que costaba el galón en diciembre, las petroleras han incrementado hasta más de un 100 por ciento el precio de la gasolina.