• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Pese a las medidas provisionales que otorgó la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) al personal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), el asedio contra esa organización continuó este lunes cuando llegaron varias patrullas policiales mientras un grupo de jóvenes presentaba una denuncia.

El presidente de la Corte IDH, Eduardo Ferrer Mac-Gregor, requirió al Estado de Nicaragua el viernes que adopte de forma inmediata las medidas necesarias para evitar daños irreparables y proteger eficazmente la vida y la integridad del personal de los y las integrantes de la CPDH y los del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Los jóvenes pertenecientes al Movimiento Cívico Nicaragua Despertó acompañaron a la familia de la universitaria María Ruiz Briceño, de 22 años, quien habría sido capturada junto a otros seis jóvenes la tarde sábado 13 de julio, después de participar en piquetes en la Catedral de Managua.

“El hecho de que la Corte Interamericana le exija al Gobierno mayor protección por el riesgo inminente a nuestras vidas, nosotros como CPDH sentimos el respaldo internacional, pero aquí el Gobierno debería de tomar muy en cuenta este tipo de resoluciones que está emitiendo la Corte IDH y la CIDH por preservar la vida de los defensores de derechos humanos”, dijo Marcos Carmona, director ejecutivo de la CPDH, al protestar por la presencia de unas 10 patrullas policiales.

Las medidas provisionales fueron otorgadas con el fin de asegurar la continuidad de sus labores en defensa de los derechos humanos sin ser objeto de hostigamientos, amenazas o agresiones, según la Corte IDH.

La denuncia

Un grupo de jóvenes que este lunes realizó un “piquete exprés” en las afueras de la CPDH. Eva Inestroza /ENDDaybelin Salmerón, hermana de María Ruiz Briceño, declaró en la CPDH que desde el sábado ha preguntado en varias estaciones policiales por su pariente y por otros dos jóvenes (Erickson Pinel y Juan Palacios), que supuestamente están detenidos, pero no le han brindado información.

Afirmó que Ruiz Briceño fue detenida con otros seis jóvenes, de los cuales cuatro son menores de edad y que fueron liberados después de varias horas e informaron que los otros tres jóvenes quedaron detenidos en el Distrito I.

Dijo que a eso de las 7:00 de la noche del sábado, Ruiz Briceño le envió un mensaje diciendo que estaba detenida.

Los familiares de Ruiz Briceño temen por su seguridad e integridad física, pues la joven estuvo en las protestas de la UNAN-Managua, de donde es estudiante activa de la carrera de Banca y Finanzas.

La CPDH lamentó que el Gobierno no respete las medidas provisionales que les otorgó la Corte IDH. Nayira Valenzuela/END“Esto demuestra una vez más lo que hemos venido señalando nosotros; el deterioro de los derechos humanos en nuestro país; es decir, el asedio, el acoso, la persecución, las amenazas y con solo el hecho de tener más de seis o siete patrullas policiales, esto te demuestra que el hostigamiento es permanente hacia el trabajo de los defensores de derechos humanos”, manifestó Carmona.

“El asedio es constante, pero hasta hoy es así de fuerte. En otras oportunidades hemos documentado dos o tres camionetas o motorizados, pero esta vez por el hecho de haber estado presente un comisionado, definitivamente esto demuestra que ya hay una instrucción, seguramente del Gobierno para seguir presionando a los trabajadores y a la gente que denuncia en las oficinas de la CPDH”, afirmó Carmona.

“El mensaje que de ellos es que tienen el control e intimidar a la gente para que no pueda estar viniendo a la CPDH a interponer denuncias, por temor a ser detenidos y agredidos por estos grupos”, agregó.