• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La influencia de dos ondas tropicales hace prever que en esta semana predominará un ambiente de humedad sobre el territorio de Nicaragua, según los meteorólogos del Centro Humboldt y del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

El Ineter informó que la primera onda tropical entraría este lunes, a la vez que se juntó con una baja presión que causó las lluvias desde la mañana de este mismo día.

Además, el Ineter comunicó que se espera que para el miércoles el ingreso de otra onda tropical, que traerá más precipitaciones.

La institución agregó que las condiciones climáticas provocarían olas de 2.5 metros en el océano Pacífico y de hasta 2 metros en el mar Caribe.

La influencia de dos ondas tropicales hace prever que en esta semana predominará un ambiente de humedad sobre el territorio de Nicaragua. Archivo/END

Por su parte, Agustín Moreira, meteorólogo del Centro Humboldt, indicó que existe la posibilidad de que la segunda onda tropical ingrese entre la noche del martes y el amanecer del miércoles.

El Caribe sería la principal influenciada con lluvias con descargas eléctricas, precisó Moreira, quien coincide con el Ineter al advertir de marejadas fuertes en la zona del Pacífico y en el Caribe.

“La recomendación es para las embarcaciones de pequeño calado”, afirmó el especialista.

Además, el Ineter comunicó que se espera que para el miércoles el ingreso de otra onda tropical. Archivo/END

Agregó que puede haber un ambiente caluroso porque con la humedad que se produzca, al calentar el sol la temperaturas puede llegar a entre 35 y 38 grados en occidente.

Canícula menos seca

Moreira indicó que con la incidencia de estos fenómenos es posible que tengamos una canícula mixta, una combinación entre ausencia de lluvias y precipitaciones.

La canícula es un período establecido del 15 de julio al 15 de agosto, en donde se presenta ausencia de lluvias.

“La canícula no todo el tiempo es seca y eso es bueno para el productor. Eso conviene, porque en junio hubo déficit de precipitaciones”, explicó el experto.

La canícula es un período establecido del 15 de julio al 15 de agosto, en donde se presenta ausencia de lluvias. Archivo/END

El meteorólogo destacó que el hecho de que llueva en días que no tiene que haber precipitaciones, sirven al productor para controlar los parásitos del ganado y el control de plagas y enfermedades de los cultivos.

En tanto, Mario Montoya, experto en cambio climático del Centro Humboldt, mencionó que las lluvias que cayeron este lunes no superan los 15 milímetros, lo que indican que fueron precipitaciones de ligeras a moderas.

Montoya espera que las lluvias no aumenten en intensidad o alcancen los 30 milímetros, que son consideradas precipitaciones fuertes.

Sin embargo, toda esta semana estaremos bajo un ambiente húmedo, recalcó.