• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El organismo de la Iglesia católica, Cáritas de Nicaragua, encargado de brindar ayuda social, está a la espera de que el Ministerio de Gobernación les entregue el aval de exoneración para el desaduanaje de mercancías sin el pago de impuestos, el cual ha estado en revisión desde hace 2 años, informó monseñor Carlos Enrique Herrera, presidente de la institución caritativa.

Herrera, quien está a cargo de la Diócesis de Jinotega, descartó que la revisión del aval de exoneración signifique una suspensión de las operaciones del organismo.

IML afirma que a Montes le dispararon de largo

“No es la suspensión, sino la entrega de la carta o aval, permiso de actuar para conseguir y recibir exoneración. Tienen 2 años de que no nos dan el aval para tramitar cosas, para recibir”, precisó el religioso.

“Se supone que somos una oenegé que estamos con exoneración, entonces sin esa carta-aval nosotros no podemos solicitar exoneración”, explicó el obispo Herrera.

El obispo Herrera también reveló a El Nuevo Diario que la Dirección General de Aduanas le tiene retenidos a Cáritas varios contenedores con donaciones. Archivo/ENDEsa constancia, según Herrera, identifica a Cáritas como una asociación sin fines de lucro de la Conferencia Episcopal en Nicaragua.

Regresan contenedores

El obispo Herrera también reveló a El Nuevo Diario que la Dirección General de Aduanas le tiene retenidos a Cáritas varios contenedores con donaciones, de los cuales algunos serán entregados esta semana.

“Yo no sabía que ya estaban sacando unos contenedores que nos tenían retenidos desde hace como 6 meses. Parece que ya están sacando uno, pero esa constancia todavía no la han regresado. Ellos dicen nada más que están revisando, nunca dicen la denegamos”, informó el religioso.

Explicó que los contenedores que han estado retenidos son de productos propios de Cáritas, los que se destinan a algunas religiosas y obras sociales de las parroquias.

En un comunicado difundido en las redes sociales, Cáritas de Nicaragua aclaró este lunes que el organismo continúa operando sin ninguna complicación, luego que se difundieran noticias sobre la supuesta suspensión de la personería jurídica a este órgano de la Iglesia católica.

Brenes espera solución jurídica a denuncia contra obispo Mata

“Cáritas de Nicaragua hace del conocimiento público que sigue en funciones, llevando a cabo su labor social en las distintas diócesis del país a través de sus proyectos”, explica el comunicado difundido por el organismo.

Brazo social de la iglesia

Cáritas de Nicaragua es el “brazo social” de la Iglesia católica, encargada de entregar ayuda social a personas pobres.

Entre sus funciones está la distribución de alimentos en una red de 36 comedores infantiles en todo el país, según información del propio organismo.

También brindan atención médica a través de una red de 49 dispensarios médicos y ayuda a hospitales con mobiliario, camas y sillas.

Cáritas de Nicaragua también brinda atención integral a niños que conviven con VIH-sida y apoyan a personas de la tercera edad y mujeres con cáncer.

En el servicio social que brinda Cáritas también hay proyectos de agricultura sostenible, capacitación a mujeres en artes, manualidades, decoración y bisutería, así como la formación de agentes de pastoral en doctrina social de la Iglesia y temas relacionados con la atención a las emergencias.