• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Entre 49,000 y 61,000 personas podrían perder su empleo al cierre de este año en Nicaragua, estima la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) que divulgó este martes su informe de coyuntura del mes de julio.

“Dado que se estima una contracción económica entre 5.4% y 6.8% para este 2019, se obtiene una cifra que indica que el desempleo aumentará entre 1.5 y 1.9 puntos porcentuales”, según la investigación.

En 2018, según datos oficiales, la tasa de desempleo abierto cerró en 5.5%.

“La Tasa de Desempleo Abierto (TDA) se ubicaría en un rango de 7% a 7.4%” en 2019, estima Funides. Eso significa que podría haber entre 49,000 y 61,000 nuevos desempleados este año, explica.

El estudio de Funides señala que la economía del país está basada en cinco pilares: inversión extranjera directa, turismo, remesas, exportaciones y cooperación internacional.

De todas, únicamente las remesas se espera que continúen creciendo, ya que no dependen de los sucesos que ocurren en el país.

Inflación

Respecto a la inflación o aumento de precios en la economía, Funides considera que para este año oscilará entre 6.4% y 7.9%. “Significa un aumento de entre 2 y 3.5 puntos porcentuales de la inflación promedio del último quinquenio. Pese a esto, la inflación continúa baja (menos de dos dígitos)”, indica.

Funides informó que el ingreso per cápita de los nicaragüenses, de US$2,030 en 2018, descenderá este año a US$1,892 y US$1,865.

Déficit del inss

Funides considera que pese a la reforma al seguro social de este año, el déficit de esta institución seguirá aumentando. Recuerda que el empleo formal pasó de 913,797 cotizantes en diciembre de 2017 a 755,874 trabajadores formales al cierre de 2018.

“Esta reducción de 157,923 cotizantes es la clave de la ineficacia de la reforma, pues esos cotizantes hubieran contribuido con ingresos al INSS en 2019 por C$5,345 millones sin reforma y C$6,428 millones con la aplicación de la reforma de febrero de 2019”, señala el informe.

Funides proyecta que aún bajo el escenario de contracción de 1% que el Gobierno ha estimado en el presupuesto de este año, las finanzas del INSS terminarían con un desequilibro de C$1,874 millones.