•  |
  •  |
  • END

Los casos con virus H1N1 o gripe A totalizan 45 en Nicaragua, al informarse anoche, oficialmente, de 17 nuevos afectados con la enfermedad. De éstos, 40 se localizan en tres distritos de Managua, tres en Masaya, uno en Granada y otro en León.

Eso indica que el virus en las últimas 24 horas se ha incrementado, a nivel local, en más de un 60 por ciento, y ya se extiende a los departamentos con más afluencia turística en el país.

Entre tanto, el experto en enfermedades respiratorias, Pablo Amaya, advirtió que hay que prestarle atención a los casos asintomáticos del virus, porque éstos son quizá los principales focos de contagio.

El titular de Salud, Guillermo González, confirmó al canal de televisión oficialista los 17 nuevos casos, que en su mayoría son niños y adolescentes, o sea, personas en edad escolar. Pero al mismo tiempo agregó que algunos de los afectados corresponden a “turistas” que están “de paso” por el territorio.

González aseguró que todos los infectados, excepto tres menores, están “controlados”, y afirmó que “los tres niños están recibiendo atención sostenida y están estables. Otros casos, además, están distribuidos en algunos hospitales para evitar el contagio (en la comunidad)”.

También señaló que el nexo de contagio, en general, está relacionado con personas que llegaron al país, procedentes de países donde está presente el virus.

González, en su comparencia, instó a la población a acatar las indicaciones del Ministerio de Salud, especialmente cuando se amerita el “distanciamiento” social.

El enfermo que se “escapó”

Por ejemplo, “en el caso de Granada, quiero llamar la atención, de que se trató de una persona mayor de edad que labora en un hotel. Esa persona al tercer día de tratamiento abandonó el aislamiento, y eso no puede ocurrir, porque de lo que se trata es también de cortar la cadena de contagio, así que nosotros estamos vigilantes a esto, pero también solicitamos a la gente que colabore”, insistió.

El director del Silais-Granada, Omar Malespín, añadió que el enfermo habita en la zona norte de la ciudad y está vigilado. Aseguró, incluso, que están monitoreando entre 800 y 900 viviendas para reducir la posibilidad de contagio.

En tanto, el director del Silais-Masaya, Silvio Navarro, manifestó que entre los nuevos casos están un turista y un niño de 11 años originario de Veracruz, comunidad del municipio de Nindirí.

El doctor Pablo Amaya dejó entrever, por su parte, la necesidad de prestarle atención a los casos asintomático del virus H1N1 que se registran en Nicaragua.

A la fecha, el ministro no ha ahondado en el tema. Tampoco lo ha hecho la directora del Silais-Managua, Maritza Cuan, sin embargo, se confirmó que la mamá de la niña de cinco años, que fue la primera persona con el virus en el territorio, no presentó síntomas, pero tenía el virus.

Amaya, en ese sentido, manifestó que ese tipo de casos “conservan la capacidad para contagiar a otras personas; este tipo de pacientes pasan inadvertidos, y son quizás las principales fuentes de contagio. Se han observado, por ejemplo, mutaciones en México y Canadá de cepas del virus AH1N1, en las cuales los pacientes están asintomáticos, incluso sin fiebre”, mencionó.

O sea, “son cepas muy benignas, pero también pueden mutar a cepas malignas o severas, sobre todo en la medida en que se van diseminando, y eso representa el verdadero riesgo”, refirió.

Futuros médicos “peinan” distritos

En Managua, los casos hasta ahora conocidos están focalizados, principalmente, en el Distrito Dos, zona donde se reportó el primer caso con H1N1 el pasado primero de junio. Se le suman los distritos Tres y Cinco.

En esos sitios continúan las visitas casa por casa, de cara a la detección rápida de casos sospechosos. Ayer, por ejemplo, más de 100 estudiantes de cuarto y quinto año de Medicina, de la UNAN-Managua, se movilizaron en los distritos.

Luis Carlos Miranda, alumno de quinto año de Medicina, explicó a EL NUEVO DIARIO que esta semana están cubriendo el vecindario cercano a la unidades de salud “Sócrates Flores” y Policlínico Morazán.

“Estamos llegando a las unidades de salud a la siete de la mañana, y de allí salimos al Distrito, de manera que de 8:30 de la mañana a tres de la tarde lo cubrimos todo. De momento, notamos que la mayoría de la gente está informada y está acatando las medidas preventivas, sólo dos o tres nos han dicho no saber nada, pero, igual, nosotros nos hemos encargado de hablar con ellos sobre la enfermedad (virus H1N1)”, comentó.

A los estudiantes, el Ministerio de Salud sólo les está garantizando mascarillas y la movilización del centro de salud al distrito. La alimentación y la movilización a la universidad y a sus casas van por su cuenta.

Miranda dijo al respecto que están movilizándose para contribuir a contener el virus. “Muchos de nosotros ya hicimos nuestras prácticas comunitarias, que están en el pensum, así que andamos acá (en el distrito) para colaborar en está emergencia”, apuntó.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, ha revelado que se está “cerca” de declarar la fase pandémica. Pero ha aclarado que las medidas que se vayan a tomar, en ese contexto, variarán de acuerdo con la situación de cada país.

En Centroamérica, Nicaragua sigue con menos casos confirmados con el virus H1N1. Mientras Panamá continúa liderando los casos con más de 200 enfermos.

(Con la colaboración de las corresponsales Ingrid Duarte y Mercedes Vanegas)

Atentos con dengue

El titular de Salud, Guillermo González, advirtió que no hay que bajar la guardia ante las enfermedades de la época, como dengue, diarreas y enfermedades respiratorias.

“A nivel nacional tenemos un tercio más de casos, y esto nos debe mantener en alerta. Llamo a la población de Chinandega, de Estelí y de Madriz a colaborar en mantener las medidas de prevención: limpiar los patios, eliminar los criaderos de mosquitos, mantener limpia la cocina…, porque en Honduras hay dengue, y nosotros no somos una isla, hay contacto, por eso hay que estar atentos”, recalcó.

En cuanto a las diarreas y enfermedades respiratorias, dijo que la afección de éstas está en un rango que se esperaba. “Pero hay que mantener las medidas de higiene, porque estamos en invierno (época que propicia la aparición de gripe y diarreas por las moscas)”, apuntó.

El funcionario también pidió a las embarazadas respetar su control prenatal y buscar atención en las unidades de salud en caso de enfermarse o si están próximas a parir. “En las unidades de salud se les garantiza un parto seguro”, puntualizó.