• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, condenó este miércoles la muerte a balazos de Bryan Murillo López, en León, durante un operativo policial.

“Condenamos el asesinato de Bryan Murillo López y exigimos que los culpables sean encontrados y condenados”, dijo Almagro en su cuenta de Twitter.

Murillo López, de 22 años, murió esta madrugada en su propia casa, al recibir balazos disparados por agentes policiales.

La familia del joven explicó que uno de sus hermanos, de nombre Kener Geovanni Murillo López, de 26 años, y otra persona llamada Javier Feliciano Cortez Castellón, de 32 años, quedaron heridos de bala.

Los hechos, de acuerdo con la familia afectada, sucedieron esta madrugada en el barrio Guadalupe, de León, cuando agentes policiales llegaron, golpearon las puertas e ingresaron, y terminaron disparando contra las tres personas.

Mientras, la Policía Nacional emitió un comunicado en el cual sostienen que a Bryan Murillo López lo buscaban por ser un “prófugo por delitos de peligrosidad, robo con intimidación y robo con violencia, en perjuicio de dos ciudadanos de iniciales M.J.T.V. y V.M.A.R.”.

La versión policial agrega que tanto los hermanos Murillo López como Cortez Castellón, a quienes califica como “delincuentes”, supuestamente se armaron con machetes y atacaron a los agentes, hiriendo al teniente Álvaro Pichardo.

El comunicado de la Policía Nacional no detalla cuál o cuáles agentes dispararon contra los hermanos Murillo López y Cortez.

En tanto, los familiares de los impactados con balas afirman que los policías, desde que ingresaron a la casa, estaban disparando sus armas.

En las afueras de la casa donde se dio el incidente quedó sangre derramada, mientras que los familiares estaban desconsolados y los vecinos estaban en las afueras, comentando lo sucedido.

Tanto Kener Murillo López como Cortez permanecen en el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales.