• León, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Bryan Murillo, el joven de 22 años que murió el miércoles a balazos por parte de policías en León, no tenía antecedentes penales, de acuerdo con el récord que este jueves tramitaron sus familiares y que mostraron ante los medios de comunicación.

Murillo murió a tiros en su propia casa, realizados por oficiales de la Policía Nacional en el barrio Guadalupe, en León.

Un hermano de Murillo, de nombre Kener, y un familiar político, Javier Cortez, resultaron heridos de bala durante el operativo ejecutado la madrugada de ayer.

La Policía Nacional, tras confirmar la muerte de Murillo, lo señaló como un delincuente que era buscado por cometer robo con intimidación y robo con violencia en perjuicio de dos ciudadanos identificados con las iniciales MJTV y VMAR.

Sin embargo, este mismo jueves los familiares del muerto y los otros dos heridos, gestionaron los récords de policías y luego los mostraron en público, comprobando que ninguno tenía antecedentes.

“Son acusaciones infundadas, todos ellos son personas de bien, que trabajan y se ganan la vida honestamente”, dijo Karen Murillo López, hermana de dos de los afectados.

Agregó que las hojas de vida o record policiales de sus tres familiares “están limpios”.

La familia Murillo López exige justicia por lo ocurrido, pues han relatado que la madrugada del miércoles los policías llegaron a golpear muy fuerte la puerta de su casa y luego ingresaron y dispararon.

Kener Murillo, hermano del difunto (Bryan), permanece ingresado en el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Arguello (Heodra), después de dos operaciones, ya que recibió un balazo en el tórax.

Javier Cortez, quien es primo político de Bryan y Kener, recibió un disparo en la pierna y su condición es estable.

Karen Murillo López también precisó a qué se dedicaba cada uno de los afectados: Bryan trabajaba en la construcción y Kener es vicegerente de una filial de un supermercado ubicado en el barrio Guadalupe.

En el caso de Javier Cortez, se desempeña como promotor de ventas de recarga de una empresa de telefonía celular.

El sepelio

Al sepelio de Murillo, realizado este jueves en horas de la tarde, se presentó Susana López, madre de Gerald Vásquez, quien murió durante las protestas en Masaya.

López dijo que llegó en nombre de la organización Madres de Abril, para brindar las condolencias a la familia doliente.

“(Bryan Murillo) es otra víctima de la represión del Gobierno, no es posible que sigan muriendo más jóvenes que se han manifestado por aspirar a vivir en una Nicaragua libre”, dijo Susana López, quien pidió denunciar local e internacionalmente este tipo de casos.

El récord policial de Bryan Murillo López, uno de los señalados por la Policía Nacional como un delincuente. Cortesía/END

El récord policial de uno de los heridos por la Policía Nacional. Cortesía/END

El récord policial de otro de los señalados por la Policía Nacional. Cortesía/END

A Murillo lo sepultaron en el cementerio de Guadalupe, en el barrio del mismo nombre.

Todo el contorno del cementerio permaneció asediado por oficiales de las fuerzas antidisturbios.