• León, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) y el equipo de abogados Defensores del Pueblo, realizaron este jueves "una visualización" de la escena donde mataron a balazos Bryan Murillo López, en León, la madrugada del miércoles.

El joven murió durante un operativo ejecutado por agentes de la Policía Nacional.

Lea: Joven muerto a balazos por policías no tiene antecedentes, confirma récord policial

En este mismo hecho resultaron heridos Kener Murillo, hermano de la víctima, y Javier Cortez Castellón, quienes aún permanecen internados en un centro hospitalario.

Ambos organismos defensores de derechos humanos entrevistaron a familiares de las víctimas y tomaron fotografías del lugar, donde aún es visible observar abundantes rastros de sangre.

También fotografiaron las paredes del inmueble, donde impactaron balas detonadas por los policías la madrugada de este miércoles.

La CPDH, a través de su equipo de investigación, manifestó a El Nuevo Diario que tras conversar con los testigos y analizar la escena, determinan que los oficiales detonaron sus armas de gran calibre, a cortas distancias e irrumpieron al inmueble con violencia.

De interés: Policía allana casa y mata a joven en León

Manifestaron también que al menos 10 oficiales habrían participado en el operativo.

El doctor Julio Montenegro, del organismo Defensores del Pueblo, explicó que con esta "visualización" de la escena, buscan conocer los testimonios de testigos y analizar los hechos.

Una vez que concluyan las averiguaciones, harán una denuncia ante organismos de derechos humanos en el exterior.

Los familiares de las víctimas presentaron esta mañana certificados de conducta emitidos por la Policía Nacional, en las que puede leerse que Bryan y Kener Murillo, así como Javier Cortez, no poseen antecedentes penales.

Además: ONU llama a "pronta y exhaustiva" investigación de muerte a balazos de joven en León

Los récords policiales se emitieron esta mañana, luego de que un pariente los solicitara.

Sobre estos hechos la Policía Nacional emitió el miércoles una nota de prensa, en la cual señala a las víctimas de poseer antecedentes penales.

La entidad policial manifestó que sobre Murillo López existía una orden de captura y por tal razón ingresaron a su propiedad.