• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) pidió este jueves al Gobierno de Nicaragua reanudar la mesa del diálogo a más tardar el 31 de julio de este año.

La Alianza hizo la solicitud mediante una carta dirigida a Denis Moncada Colindres, canciller de la República, que ha estado al frente de la delegación gubernamental.

“Proponemos que la mesa de negociación se reanude el próximo 31 de julio a las 10:00 a.m. en el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae), para lo cual estamos notificando a los testigos y acompañantes”, dice la carta de la Alianza enviada al canciller de la República, Denis Moncada.

"Esperamos la respuesta del Gobierno. La propuesta de la Alianza va a medir la voluntad verdadera del Gobierno ante este emplazamiento establecido para el 31 de julio”, sostuvo José Pallais, del equipo negociador de la Alianza.

La ACJD espera que para esa fecha estén en Nicaragua los dos testigos y acompañantes de la mesa del diálogo, ya que uno de ellos, Luis Ángel Rosadilla, delegado de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), está fuera del país.

La propuesta de la Alianza va a medir la voluntad verdadera del Gobierno. Archivo/ENDAdemás, no descartan que para el 31 de julio esté conformada la comisión de alto nivel de la OEA, que realizaría gestiones para contribuir a un acuerdo que permita solucionar la crisis sociopolítica del país.

“En cuanto a la misión de alto nivel de la OEA, tenemos información que el asunto se moverá la próxima semana”, expresó Pallais.

Añadió que independientemente de que la comisión de la OEA esté formada o no, la Alianza está dispuesta a sentarnos con el Gobierno el 31 de julio.

“Si la comisión (de la OEA) está formada el 31 de julio, mejor aún, pero creemos que las circunstancias ameritan que empecemos, la Alianza y el Gobierno, a abordar los problemas y encontrar una salida”, recalcó.

Liberación de presos y reformas

Una de las prioridades al volver a la mesa de negociación, destacó Pallais, será lograr la libertad de más de 90 personas que permanecen en las cárceles y que a juicio de la Alianza, están presos por razones políticas.

Otro objetivo es iniciar la negociación para las reformas electorales con la OEA y abordar el tema de las elecciones anticipadas, añadió.

La ACJD espera que para esa fecha estén en Nicaragua los dos testigos y acompañantes de la mesa del diálogo.Archivo/END

Con la mesa de negociación nuevamente establecida, la OEA puede dar curso al tema de las reformas electorales, como se había comprometido, valoró Pallais.

“Es urgente hacer un esfuerzo para detener el deterioro de los derechos humanos”, recalcó.

En la correspondencia enviada al canciller, la Alianza destaca que decidió hacer la propuesta de reanudar el diálogo el 31 de julio, “atendiendo al llamado de la reciente resolución” aprobada el 28 de junio en la Asamblea General de la OEA, que pide “fomentar un diálogo serio, de buena fe, efectivo y sincero”.

En la carta, la Alianza expresó al canciller que con el restablecimiento del diálogo espera alcanzar “acuerdos tangibles” y que se marque el “inicio de una etapa de respeto a los derechos humanos, a la pluralidad política y social, a la libertad de expresión y al consenso básico para una Nicaragua libre”.

Las negociaciones entre el Gobierno y la Alianza iniciaron el pasado 27 de febrero y se suspendieron el 3 de abril, cuando la Alianza denunció el incumplimiento del Gobierno al acuerdo sobre restitución de los derechos y garantías ciudadanas.

Después hubo conversaciones para reanudar el diálogo, pero se cerraron el 16 de mayo, después que el Ministerio de Gobernación confirmó la muerte a balazos del manifestante Eddy Montes, en cárcel La Modelo.