• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Crimen. US$3,000 habría ofrecido Sergio Matamoros Gómez a Martín Rivera González y Norlan Sandino Balitán, para que mataran a su esposa, Karla Vanesa Núñez Gutiérrez, de 40 años, la que ejercía un cargo ejecutivo en una empresa de alimentos y quien fue víctima de varios disparos en la carretera que conduce a Ticuantepe, el pasado 19 de junio.

Así lo dice la acusación que por femicidio en calidad de autor intelectual y por robo agravado en calidad de cooperador necesario, presentó la Fiscalía contra Sergio Matamoros, esposo de la mujer asesinada.

En la acusación presentada en el Juzgado Primero Especializado en Violencia de Managua, la Fiscalía le atribuye los delitos de robo agravado y asesinato a Martín Rivera y Norlan Sandino, este último hermano de crianza de Sergio Matamoros Gómez.

En la misma acusación, la Fiscalía le atribuyó el ilícito de encubrimiento en perjuicio de la administración de justicia a Nery Hernández García.

En el caso de Nery Hernández, la jueza Fabiola Betancourt rechazó la acusación en su contra por considerar que el Ministerio Público no señaló en qué consistió la participación de este acusado.

“No basta con mencionar a una persona, es necesario establecer con claridad en qué consistió su conducta típica (delictiva), explicó la titular del Juzgado Primero Especializado en Violencia de Managua, quien ordenó la libertad de Nery Hernández García.

La falta de participación de Nery Hernández en los hechos fue señalada por la defensora pública, Adriana Obando, quien desde un inicio pidió se rechazara la acusación contra su representado.

Solo recibieron c$500

De los US$3,000 que recibirán como paga los presuntos sicarios, solo habrían recibido C$500 como adelanto, refiere el escrito acusatorio.

Sergio Matamoros también habría dado US$200 a su hermano de crianza, Norlan Sandino, para la compra de la pistola calibre 38 con la cual dispararon tres veces a la víctima durante la simulación de un robo que habría planificado semanas antes Sergio Matamoros.

La fiscal auxiliar, Yubielka Pérez, al hacer la exposición de la acusación señaló que Sergio Matamoros planificó matar a la madre de sus dos hijos impulsado por la celopatía (un trastorno de celos extremos).

Al hacer la exposición de la acusación, la representante del Ministerio Público señaló que durante los 18 años de convivencia marital hubo varios capítulos de violencia de Sergio Matamoros con la víctima, quien laboraba como gerente de supervisión de calidad en una empresa que se dedica a la producción y comercialización de carne de pollo.

Pruebas ofrecidas

El Ministerio Público respalda su acusación con el ofrecimiento del testimonio de ocho testigos.

La Fiscalía también ha ofrecido como pruebas los videos tomados de cámaras de seguridad de negocios y casas ubicadas cerca del lugar del crimen, donde aparecen Norlan Sandino y Martín Rivera en la motocicleta en la que dieron persecución a la camioneta donde la víctima viajaba como pasajera y que era conducida por el ahora acusado, Sergio Matamoros.

Además, el órgano acusador está ofreciendo como prueba los resultados de la autopsia hecha a Karla Gutiérrez, donde se indica que ella recibió dos impactos de bala, uno en el antebrazo izquierdo y otro el tórax, que le perforó los pulmones, causándole una hemorragia masiva.

Alegan detención ilegal

El abogado Manuel Nicaragua, quien ejerce la defensa de Sergio Matamoros, alegó que su cliente fue acusado con el término de las 48 horas vencido.

“Don Sergio Matamoros ha estado en prisión dos veces de manera ilegal; la primera vez lo tuvieron preso 13 días y ahora seis días”, reclamó de manera infructuosa el abogado defensor.

Las 48 horas a las que hace referencia el abogado Manuel Nicaragua, es el plazo que establece la Constitución para que toda persona después de su detención, sea acusada o puesta en libertad.

Al referirse a la acusación, el abogado Manuel Nicaragua alegó que la misma carece de claridad y precisión.

“Si la Policía dice que mi representado participó en una reunión donde presuntamente se planificó la ejecución del crimen, en la acusación se debería señalar hora, lugar y fecha”, subrayó el abogado Nicaragua.

La defensa de Sergio Matamoros expresó que su representado auxilió a su esposa y la llevó al centro de salud de Ticuantepe después de acontecido suceso sangriento.

10 días en prisión preventiva

Al finalizar la audiencia preliminar, la jueza Fabiola Betancourt decretó la prisión preventiva por los próximos 10 días hábiles para Sergio Matamoros, Norlan Sandino y Martín González.

La judicial justificó la prisión preventiva expresando que los hechos acusados son graves, porque “podría obstruirse la averiguación de la verdad”.

La audiencia inicial quedó programada para el próximo 31 de julio a las 11:00 a.m.