• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Los niveles de persecución de la policía contra los jóvenes se comparan a los que ejecutó la Guarda Nacional en 1979, afirmó Jorge Mendoza Vázquez, especialista en derechos de la niñez y vocero de la Coordinadora de ONG que trabajan con la Niñez y la Adolescencia (Codeni).

Mendoza Vázquez llegó a esta conclusión debido a los diversos casos de detención de menores de 18 años, ocurridos esta semana y el pasado fin de semana.

El más reciente caso ocurrió en el barrio Jonathan González, donde la policía se llevó este miércoles a un menor de 15 años. Un familiar de éste afirmó que los CPC lo acusan de quitar unos banderines.

Para el experto, el actuar de la policía está al margen de la ley, porque no hay respeto al debido proceso.

“La policía debe enmarcar su actuación en los márgenes establecidos en el Código de la Niñez y Adolescencia y la Convención Internacional de los Derechos de la Niñez”, apuntó.

Los niveles de persecución de la policía contra los jóvenes se comparan a los que ejecutó la Guarda Nacional en 1979, afirmó Jorge Mendoza Vázquez. Imagen referencial./Archivo/END

En un año, 20 menores fueron judicializados y condenados por terrorismo, indicó Mendoza Vázquez, quien añadió que lo preocupante es que la policía hace caso omiso de las recomendaciones de los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos.

“En los últimos meses de la dictadura somocista se instauró un Estado de excepción. En Nicaragua sin tener un Estado de excepción aprobado por la Asamblea Nacional, se vive en un estado policial, donde la policía actúa deteniendo sin respeto a normas”, agregó.

Mendoza indicó que la policía está desarrollando nuevas formas de represión, debido a que está persiguiendo a los jóvenes en sus casas, escuelas y universidades.

Denuncias

César Enmanuel Balladares Maldonado es el nombre del adolescente al que la policía detuvo la noche del miércoles en el barrio Jonathan González, después de haber jugado futbol en la calle.

Una de las hermanas del joven, quien prefirió el anonimato, aseguró que los CPC del barrio supuestamente lo acusan de andar con un grupo de jóvenes quitando y quemando banderas que colocaron simpatizantes del Gobierno.

“Mi hermano asegura que él no fue, pero no quiso decir quiénes fueron y se lo llevaron los policías”, relató.

Aseguró que los oficiales no esperaron que la madre del adolescente llegara y se lo llevaron.

Afirmó que en ese momento, los simpatizantes del Gobierno que estaban pendientes de la detención, señalaron a su hermano como el responsable de quitar los banderines.

Hasta la tarde del jueves, el joven permanecía en las celdas de la Estación uno de la policía, indicaron sus familiares.

Mendoza Vázquez explicó que en este caso específico, la policía primero debió hacer una acción comunitaria denunciando al joven con sus padres y además “el hecho por el cual la policía arrestó al menor, no se considera un delito”.

“El hecho que la policía se lo haya llevado es violación al debido proceso, porque según el Código de la Niñez y la Adolescencia, la última opción que debería tomar la policía es la detención”, afirmó.

Liberan a adolescente en Masaya

Karen Romero, mamá del adolescente Justin Zamora, de 16 años, quien fue detenido el pasado viernes por civiles armados, cuando salía de un gimnasio en Masaya, afirmó que su hijo fue puesto en libertad después de 48 horas de haber estado encarcelado.

En breves declaraciones por teléfono para El Nuevo Diario, Romero aseguró que el domingo por la tarde la policía lo liberó.