• Managua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH) presentó en Nueva York, Estados Unidos, un informe sobre las violaciones a la libertad de prensa y la libertad de expresión en Nicaragua, un evento en el que también expusieron ocho organizaciones más de América Latina.

La iniciativa denominada “Voces del Sur”, está conformada por organizaciones de Sociedad Civil de Argentina, Bolivia, Honduras, Ecuador, Venezuela, Perú, Uruguay y Nicaragua.

El informe regional fue presentado en varios foros internacionales, el jueves en la sede de Comittee to Protect Journalists (CPJ), en Nueva York.

Guillermo Medrano, delegado de la FVBCH, describió la difícil situación por la que atraviesa la prensa independiente en Nicaragua desde hace más de un año.

“En nuestro país ejercer el periodismo independiente es una situación de mucho riesgo, vivimos una situación llena de un marcado rezago en el cumplimiento de las garantías constitucionales para ejercer la profesión periodística”, subrayó Medrano en dicho foro.

A pesar que en el país se cuenta con una Ley de Acceso a la Información Pública, Medrano señaló que la prensa independiente lleva 12 años de censura y ausencia de la información estatal, pues las instituciones públicas están cerradas para los medios independientes, por tanto, los nicaragüenses desconocen las gestiones estatales.

Además, hizo hincapié en que a partir del 18 de abril de 2018, la situación sociopolítica ha sido adversa para la prensa independiente, porque ha sido víctima de agresiones e intimidaciones, en donde el Estado es el perpetrador más frecuente.

TRES FASES DE ABUSOS

Medrano detalló que después del estallido de la crisis sociopolítica en abril de 2018, los abusos contra los periodistas independiste se desarrollaron en tres fases complementarias:

La primera ocurrió entre los meses de abril y mayo, en la que predominaron las agresiones y ataques, incluyendo la muerte del periodista Ángel Gahona.

La segunda fase tiene que ver con los actos intimidatorios, acoso, hostigamiento y una campaña difamatoria contra la prensa independiente.

En la tercera se evidencia un ataque frontal contra medios de comunicación, en la que su mayor expresión se evidenció en el allanamiento y clausura de las instalaciones de canal 100 % Noticias y la sala de redacción del medio digital Confidencial y los programas Esta Semana y Esta Noche.

A esto se suma la retención de papel y otros insumos que han sufrido los periódicos El Nuevo Diario y La Prensa, que ya suma 46 semanas en que la Dirección General de Aduanas se niega a entregarles el papel, tinta y otros insumos necesarios para la impresión de los diarios.

Durante el 2018, en estos ocho países recopilaron y reportaron ataques a la libertad de presa, registraron un total de 732 alertas y los actores estatales fueron responsables de más del 50% de las agresiones.

En el informe de Voces del Sur, también se asegura que se registró un alto nivel de impunidad en actos judiciales que involucran a los periodistas. Sin embargo, el 94 % de los casos quedan en la impunidad.

OBJETIVO

Marianela Balbi, directora del Instituto de Prensa y Sociedad Venezolana, aseguró que Voces del Sur nació con el propósito de comprender lo que está sucediendo en Latinoamérica donde existen riesgos muy altos para el ejercicio periodístico, donde se censura y se acosa a los medios de comunicación de forma reiterativa, a través de un comunicado de la FVBCH.

La idea inicial del proyecto, según el comunicado, fue crear un sistema para unificar indicadores que cumplan con el apartado 16.10.1, de los Objetos de Desarrollo del Milenio, respecto a la seguridad de los periodistas.

“Así, diseñaron indicadores regionales comunes que midan los diferentes niveles de amenazas a la libertad de prensa y de expresión para fortalecer un análisis comparativo”, señaló Balvi.

Por otro lado, Guy Berger, Director de Libertad de Expresión y Desarrollo de Medios de UNESCO, reconoció que es necesario “fortalecer el monitoreo global sobre asesinatos e impunidad” para velar por el trabajo de la prensa independiente, puntualiza el comunicado.