Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

La utilización de taxis para la comisión de delitos en Managua, mantiene preocupados a directivos de las cooperativas que integran el Movimiento Nacional de Taxistas, MNT, por lo que pidieron a la Policía Nacional una reunión con carácter de urgencia para buscar mecanismos que garanticen la seguridad, tanto de los conductores del servicio, como de los pasajeros.

Hasta mayo, según las estadísticas que tiene el MNT, 80 taxis se vieron involucrados en actos delictivos, en los que sus conductores resultaron ser víctimas, o bien tomaron parte en robos con intimidación y hasta homicidios.

Allan Vargas, Presidente del MNT, detalló que existen tres modalidades utilizadas por los delincuentes que operan en taxis, entre éstas: el robo del vehículo para cometer delitos, el robo dentro del taxi a los pasajeros y conductores, y el secuestro de los pasajeros para los famosos asaltos express.

Actualizar base de datos

El directivo de los taxistas confirmó que su organización montó un sistema de datos que garantice tener un dossier de todos y cada uno de los conductores de taxis contratados como cadetes por los socios de las cooperativas.

Estos datos fueron compartidos con la Policía Nacional, con el fin de que la autoridad tenga información sobre las personas encargadas de trasladar pasajeros.

Pero según el directivo, hace falta que las otras cooperativas o federaciones también tengan su propio banco de datos, que permita un intercambio de información, y así evitar que se contraten como cadetes a personas que tienen un mal récord policial.

Sugirió que incluso las cooperativas de taxis puedan reconocer la base de datos como una especie de reglamento que obligue al conductor a utilizarla para contratar a los cadetes que estén acreditados en la misma.

Muchos conductores jóvenes

Vargas confirmó que en los últimos meses se ha visto un repunte en la cantidad de jóvenes conduciendo taxis. Reconoció que no se trata de estigmatizar a los jóvenes, pero a su criterio, el traslado de pasajeros es una labor que requiere de mucha responsabilidad.

“Es una trenada de jóvenes que no tienen ni la categoría ni la capacidad para trasladar a pasajeros”, señaló, tras reconocer que según las estadísticas, la mayoría de robos se dan en taxis conducidos por jóvenes”, añadió.

Masificar experiencia

La mayoría de cooperativas que integran el Movimiento Nacional de Taxistas tiene instalado en sus unidades el sistema de vigilancia satelital. A criterio de Vargas, esta experiencia debe masificarse en todas las cooperativas para garantizar que ni sus conductores ni los pasajeros continúen siendo víctimas de la delincuencia.

El sistema de vigilancia satelital permite conocer casi de inmediato cuándo se está cometiendo un ilícito dentro de las unidades que lo tienen instalado.

Igualmente, el sistema de vigilancia garantiza la transmisión de información a la oficina de emergencias de la Policía Nacional, y reporta la ubicación exacta de la unidad víctima de la delincuencia.