• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Estudiantes de la Universidad Centroamericana realizaron un plantón cultural dentro de las instalaciones del recinto estudiantil, en el cual recordaron a las personas que murieron en el contexto de la crisis sociopolítica que inició en abril de 2018 en Nicaragua.

Durante el plantón, los estudiantes dedicaron emotivas palabras para algunos de los que murieron a causa de la represión de la Policía Nacional y civiles armados, de quienes leyeron sus nombres mientras todos los asistentes gritaban ¡presente! y consignas a favor de los estudiantes y en contra del Gobierno de Nicaragua.

Ante el llamado de estudiantes de la UCA de realizar el plantón dentro del recinto universitario, más de siete patrullas con agentes policiales armados, se encuentran frente a las instalaciones de la universidad.

El cordón policial se extiende de los semáforos de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), hacia la parada de buses que van en dirección a Jinotepe, frente al portón principal de la universidad Jesuita.

Los estudiantes realizaron un altar en conmemoración a todos los caídos durante el estallido social de abril de 2018.

Durante el plantón, algunos estudiantes coreaban canciones inspiradas en la lucha cívica, entonadas por estudiantes que estuvieron atrincherados en las diferentes universidades de Managua.

Los estudiantes realizaron un altar en conmemoración a todos los caídos durante el estallido social de abril de 2018. Foto: Lester Arcia/END

En el plantón participan estudiantes que fueron apresados por participar en las protestas y posteriormente excarcelados bajo la Ley de Amnistía, luego de pasar varios meses tras las rejas.

Tras el plantón, los estudiantes realizaron un recorrido por los andenes de la UCA, mientras gritan consignas, portando cruces en honor a las víctimas de la represión.

Con banderas y pañoletas azul y blanco, algunos estudiantes con los rostros cubiertos, realizaron caminata dentro de la UCA al grito de “¡libertad!, ¡democracia sí, dictadura no!”.

La Universidad Centroamericana (UCA) se ha convertido en el último bastión de las protestas estudiantiles en Nicaragua. Los jóvenes, cubriendo sus rostros, se las ingenian con música, consignas y banderas para demandar democracia y la liberación de los manifestantes que aún permanecen detenidos.

Desde inicios de marzo, un grupo de estudiantes de diferentes carreras se organizaron para reanudar las protestas que iniciaron en abril de 2018. Ellos lo llaman “actividades para mantener la llama de la lucha cívica encendida”.