• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Policía Nacional de Nicaragua anunció la tarde de este miércoles que no concedería el permiso que solicitaron el pasado lunes un grupo de estudiantes universitarios, para marchar este jueves en Managua.

Las autoridades policiales además de negar el permiso para marchar, acusaron a los estudiantes que solicitaron el permiso, de tener antecedentes delictivos por consumo y expendio de drogas.

“Algunos de los individuos que firman el escrito poseen antecedentes delictivos, entre otros delitos por consumo y expendios de drogas, así como tenencia y uso ilegal de armas de fuego”, dijo la Policía Nacional a través de una conferencia de prensa.

Según el comunicado emitido por la Policía Nacional, los estudiantes que solicitaron permiso para marchar “no cumplen con los requisitos establecidos” en los estatutos de esta institución, sin embargo los estudiantes se apararon en la Constitución Política de Nicaragua y los acuerdos firmados en la mesa de negociación entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justician y la Democracia, donde el Ejecutivo se comprometió a garantizar el derecho a la manifestación pacífica, algo que hasta el momento no se ha cumplido.

Según la Policía los llamados a marcha violan el derecho de los nicaragüenses a la movilización.

La marcha había sido convocada para conmemorar el 60 aniversario de la masacre en contra de estudiantes en León, ocurrida en 1959. La manifestación pretendía salir a las 2:00 p.m. desde la rotonda Jean Paul Genie hasta la rotonda Centroamérica.

Las marchas contra el Gobierno de Nicaragua están prohibidas / Archivo La marcha de los estudiantes había sido respaldada por la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) y la Unidad Nacional de presos Políticos.

La Policía Nacional prohibió desde septiembre del año pasado las manifestaciones antigubernamentales, amenazando con encarcelar a los organizadores y a quienes participen en las movilizaciones, pese a que la Constitución Política de Nicaragua establece que la manifestación pacífica es un derecho de los nicaragüenses.