•  |
  •  |
  • END

Los directivos de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, este lunes se disponen a solicitar un alza de tarifas diferenciadas que oscila entre 13 y 25 por ciento, y los únicos que no serán afectados con esta medida son aquellas familias de tres miembros o menos que viven en barrios marginales, según estudios de agencias de cooperación.

EL NUEVO DIARIO conoció que esta solicitud es el resultado de un estudio previo que elaboró la Gerencia Comercial y el Departamento Legal de Enacal, junto al Departamento de Tarifas del Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (INAA), ente regulador de ambos servicios.

Este estudio es guardado con sello de “clasificado” en las oficinas de ambas dependencias estatales, ya que contiene las sesiones de trabajo realizadas en 2007. “El documento es un compromiso asumido por Enacal con las agencias donantes, cuyos representantes han pujado por el ajuste de tarifas”, dijo una fuente ligada al sector.

Esta solicitud se corresponde con el anuncio que hiciera el presidente Daniel Ortega la noche del pasado 23 de diciembre, junto a la presidenta de Enacal, Ruth Herrera, quien precisó que será un alza que afectará sólo a aquellos clientes que consumen más de 5 mil 500 galones.

Esta cantidad de galones es igual a 20.82 metros cúbicos de agua potable. Es decir, que cualquier cliente de Enacal puede revisar su factura, y en la parte de “consumo” puede corroborar si será afectado con este ajuste o no.

Gasto de familia promedio
Según estudios realizados de forma individual entre 2001 y 2005, por la Agencia Internacional de Cooperación de Japón (JICA, por sus siglas en inglés) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Nicaragua una familia de cuatro miembros “consume un promedio de 21.2 metros cúbicos al mes”.

En este último dato coinciden ambos organismos, pero el JICA es claro al señalar en sus recomendaciones que es necesario tomar medidas para controlar el consumo de la familia nicaragüense, ya que la tendencia es que entre menos se cobre el servicio, más líquido gastará ese núcleo familiar.

Eso deja en evidencia que cualquier familia de cuatro miembros o más será afectada por este ajuste de tarifas. No obstante, Herrera dijo en diciembre que sólo será aplicada a 18 mil clientes de Managua.

Herrera calculó en esa oportunidad que con este ajuste Enacal estaría recaudando unos 100 millones de córdobas, para afrontar el déficit de 240 millones de córdobas al año.

Consultas obligatorias
No obstante, los directivos de INAA y Enacal ayer guardaron silencio respecto de esta situación y se espera que, antes de someter a aprobación este ajuste, el documento sea compartido con las organizaciones civiles del país, pues las tarifas de los servicios de agua potable y alcantarillado están sujetas a “consulta previa”, según disposición de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Al menos eso ordenó la Suprema Corte en 2002, cuando resolvió que se aplicara la última alza de Enacal a partir de enero de 2003. De esa manera se resolvió un juicio entre Enacal, INAA, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y la Liga por la Defensa de los Derechos de los Consumidores (Lideconic).

Estos dos últimos deben ser consultados ante cualquier estudio de tarifas, según la resolución de la CSJ.

Gonzalo Carrión, Director Jurídico del Cenidh, dijo que hasta ahora no han recibido notificación de solicitud de ajuste de tarifas y espera que, de presentarse oficialmente este lunes, ese mismo día sea notificada esta organización.