•  |
  •  |
  • END

El nieto del general Sandino, Walter Castillo Sandino, acordó con el Ministerio de Cultura y el gabinete de Turismo de Jinotega, cuidar y darle mantenimiento a lo que queda del histórico museo dedicado al General de Hombres Libres.

Castillo Sandino se reunió con la comisión departamental de Turismo de Jinotega y con autoridades municipales en San Rafael del Norte, para abordar el tema relacionado con el inmueble donde funciona el histórico museo del General de Hombres Libres, Augusto C. Sandino y Blanca Aráuz.

A la reunión también asistieron el director del Instituto de Cultura, Luis Morales; Francisco Núñez, coordinador nacional de la “Ruta del Café”, y Tomás Herrera, quien lleva más de 14 años cuidando el museo.

Élida Jiménez, Presidenta del Consejo de Desarrollo Departamental de Turismo y de la Alianza Turística de Jinotega, dijo que la casa donde se encuentra el museo es propiedad de Blanca Aráuz, y que por ello la familia no la cede o la vende, por lo que estiman conveniente firmar un convenio que establezca que la Alcaldía se encargue del cuido del museo, con el apoyo del Instituto de Cultura.

La casa, que está a la par de donde actualmente funciona el museo, que también era parte del mismo local, fue adquirida por la municipalidad de San Rafael del Norte, que la compró a otro familiar de Blanca Aráuz, cuyo inmueble serviría para construir un centro histórico cultural y de información turística, con fondos del Gran Ducado de Luxemburgo, pero ahora se está pensando que parte de esos fondos se inviertan también en el actual museo.

Jiménez afirmó que sostendrán otra reunión el viernes, y formarán un consejo técnico que se encargará de indagarse más de otros museos público-privados como es el caso del de “Rubén Darío”, en León, que funciona con una junta administradora.

Nieto buscará objetos

En la reunión, se abordó también el tema de los objetos que pertenecieron al General y que desaparecieron del museo.

Castillo Sandino se comprometió a rescatar varios de estos objetos, de los cuales dijo que algunos están en su poder, pero que también habrá necesidad de hacer algunas réplicas, porque algunas de las piezas son muy caras, tal es el caso de la hebilla de oro y plata de una faja, que está valorada en unos 25 mil dólares.

Por su parte, el director del Instituto de Cultura se comprometió a conseguir un aporte económico para algunos casos puntuales, cuyo monto asciende a 5 mil dólares para este año, fondo que podría ser mayor para el próximo año, y, además, dijo que gestionará una ayuda económica para don Tomás Herrera, cuidador del museo.

A juicio de Jiménez, esta reunión fue fructífera, sobre todo porque comprobaron que pese a las condiciones deplorables en que se encuentra el museo, recibe una gran cantidad de visitantes, tanto nacionales como extranjeros.

Jiménez cree que de llegarse a restablecer el museo, la afluencia de turistas sería mayor.

Que nos regresen a Sandino

Entre tanto, los pobladores de Niquinohomo lamentaron que las pertenencias del general Sandino estén en poder de la primera dama, Rosario Murillo, en vez de estar en su lugar de nacimiento, o mejor dicho, en el museo ahora convertido en biblioteca.

El secretario municipal de Niquinohomo, Tito Antonio Ruiz, confirmó que es cierto que la primera dama es la que tiene las pertenencias del General de Hombres Libres, pero que hay planes para que el museo sea restablecido.

“Es cierto que la primera dama Rosario Murillo tiene las pertenencias de lo que fue el museo, pero hay algo que nunca se ha dicho, y es que el museo estaba en Niquinohomo porque la compañera Rosario lo había puesto, ya que ella estuvo recopilando las cuestiones del General, por el parentesco con la familia del General, entonces como las cosas estuvieron en peligro a través de la derrota de las elecciones del 90, hubo personas que se querían adueñar de las cosas del General y llevárselas. Protegimos los objetos, y vino la orden del Ministerio de Cultura en ese tiempo y Rosario se los llevó”, indicó Ruiz.

Añadió que ella es la que va a decidir cuándo traerá las piezas, y que escuchó de unos planes que tenía con el nieto de Sandino, Walter Castillo, para reactivar el museo.

La delegada del Instituto de Cultura en Masaya, Indiana Robleto, dijo a EL NUEVO DIARIO, que para ella las partencias del general Augusto C. Sandino están en Managua, en el Museo Nacional.