• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Policía Nacional reprimió la tarde de este jueves a un grupo de personas que protestaba en el sector de la carretera a Masaya.

Jóvenes detenidos por la Policía durante protesta en Managua / Nayira Valenzuela

Los oficiales antidisturbios lanzaron bombas aturdidoras y piedras contra los manifestantes y golpearon y detuvieron a dos personas.

Antes de la represión por parte de la Policía, varios piquetes de protestas antigubernamentales se extendieron en distintos puntos de Managua.

Hasta el momento se reporta que han hecho plantones de protestas en el sector de Enel Central, el edificio Pellas, un centro comercial, la catedral de Managua y en el sector de la Centroamérica.

Desde tempranas horas de este jueves la Policía se desplegó en Managua haciendo uso de la técnica canina.

Policía rodea a manifestantes / Nayira Valenzuela Durante los plantones los estudiantes que han participado, manifestaron que la marcha convocada para las tres de la tarde de hoy aún no se ha cancelado.

El sector de carretera a Masaya, la rotonda Jean Paul Genie, la Plaza Las Victorias, la rotonda Rubén Darío, la Universidad Centroamericana UCA, Enel Central y la Centroamérica aún permanecen tomados por la Policía.

Durante el piquete de protestas que se realizó en el parqueo del edificio Pellas, la Policía rodeó a los manifestantes y lanzó piedras y chibolas contra quienes participaban a la manifestación y periodistas que daban cobertura. Los oficiales además tomaron fotografías y videos.

La marcha de los estudiantes pretendía salir a las dos de la tarde desde la rotonda Jean Paul Genie hasta la Centroamérica.

Los universitarios solicitaron el permiso de marchar para conmemorar el 60 aniversario de la masacre en contra de estudiantes en León, ocurrida en 1959, sin embargo este fue negado por la Policía, institución que los acusó de tener antecedentes delictivos por portación ilegal de armas y consumo y expendio de drogas.

La Policía no permite las manifestaciones antigubernamentales desde septiembre del año pasado a pesar de que en marzo de este año durante las negociaciones del diálogo entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, el ejecutivo se comprometió a respetar el derecho a la manifestación pacífica.