• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En junio de este año, el empresario y político Nayib Bukele Ortez, alcanzó la silla presidencial en El Salvador e hizo historia, no solo por derrotar a los partidos políticos tradicionales, sino por recurrir a plataformas digitales para llegar al electorado.

Un mes después de su ascenso al poder, Ricardo Rosselló, quien fungía como gobernador de Puerto Rico, dimitió de su cargo tras 12 días de protestas en su contra, las que surgieron al filtrarse unos mensajes privados que este sostuvo en un grupo de chat con funcionarios y colaboradores.

Reportes de prensa en aquel país indican que dichos mensajes fueron considerados por sus críticos como “ofensivos”, en los que Rosselló insultó a las mujeres y se burló de los electores, incluyendo a víctimas del huracán María, que devastó Puerto Rico en 2017.

La polémica en torno a Roselló estalló a mediados de este mes y bastó filtrar un historial de su conversación (889 páginas) en Telegram, difundirlos en las redes y perdió el poder, que oficialmente entregará el próximo 2 de agosto.

Lo ocurrido con Rosselló en Puerto Rico y Bukele en El Salvador son claros ejemplos del poder que han adquirido las redes. Expone también otro punto de vital importancia a considerar, como es la seguridad.

En este punto, Carmen Cuadra, quien es especialista en Marketing Digital, precisa que las redes hasta cierto punto son seguras y que lo ocurrido con Roselló obedece al factor humano.

La fuente explica que la gente por naturaleza tiende a compartir información y por esta situación en ocasiones uno queda expuesto, aunque aplique sus medidas de seguridad.

Lo ocurrido con Rosselló en Puerto Rico y Bukele en El Salvador son claros ejemplos del poder que han adquirido las redes. Expone también otro punto de vital importancia a considerar, como es la seguridad.AFP/END

“Cuando tenemos el elemento humano ahí está el eslabón más débil de la información… siempre hay personas que tienen acceso a nuestra información, entonces la parte débil es que esa otra persona observa nuestra información y no sabemos qué uso puede darle”, indicó Cuadra.

El ejemplo antes mencionado por la especialista sirve para ilustrar lo ocurrido con el exgobernador de Puerto Rico. El exfuncionario vertió comentarios en un grupo y luego se compartieron en redes.

Cuadra deduce que un miembro de ese grupo habría filtrado la información y el escándalo no habría sido provocado por el trabajo de un hacker, como muchas personas quizás lo han imaginado.

“En mi opinión ahí hubo falta de ética. Cuando uno escribe en una red social, la regla ética es nunca hablar mal de nadie, sobre todo si es parte de tu equipo. Cuando estemos escribiendo en plataformas, siempre debemos pensar qué pasaría si alguien le toma un pantallazo a lo que estoy escribiendo”, planteó Cuadra.

Nayib Bukele Ortez, alcanzó la silla presidencial en El Salvador e hizo historia, no solo por derrotar a los partidos políticos tradicionales, sino por recurrir a plataformas digitales para llegar al electorado. AFP/END

Añadió que en el caso de Puerto Rico, no es posible que sea “hackeo”, es más posible que alguien dijo este el momento para divulgar esta información y la compartió.

Aseguró que por tratarse de información que interesaba a muchos, se compartió hasta viralizarse.

Ser precavido

Carlos Paladino, también experto en redes sociales, advierte sobre la importancia de ser precavido con lo que publicamos.

Señala que no hay estudios que precisen cuánto tiempo se requiere para que un mensaje se viralice, pero hay una teoría propuesta por Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, que dice: “un mensaje puede ser tan viral, que en menos de seis saltos puede llegar al otro lado del mundo. ¿Qué significa esto? Que por lo menos una persona necesita tener 100 amigos y estos igual número y así sucesivamente, para que un mensaje crezca como la espuma”.

Paladino mencionó que en las redes cada mensaje tiene su tiempo de vida y es un período de 72 horas, pero lo más importante sucede en los primeros 30 minutos y dos horas. Sí en ese lapso de tiempo la publicación no tuvo impacto, ya no lo tendrá.

Recomendaciones

El especialista insistió en que mientras no exista una manera en la que pueda evitarse que se realicen capturas de pantallas, “nosotros vamos a estar vulnerables ante cualquier medio, sea televisión, correo o sms. Es importante estar claros de qué podemos compartir y hasta dónde llegar. Se conoce de casos de gente que expone hasta su intimidad en WhatsApp. Hay que tener claro cuál es el medio y la forma correcta de hacerlo”.

Mencionó que existen diferentes tipos de seguridad, como la propiedad de imágenes, que consiste en que un usuario puede perfectamente registrar su imagen y obtener una validación, esto permitiría denunciar a quien las tome sin consentimiento.

Recordó hacer uso de contraseñas difíciles de atinar y restringir quiénes pueden comentar y compartir nuestras publicaciones.

“Ahora está de moda la seguridad doble factor, que está en todas las plataformas Gmail y los correos normales. Están validando a través de una doble contraseña o un doble factor de seguridad. Ahora podés validar que sos el dueño de esa cuenta”, mencionó Paladino.

En tanto, Carmen Cuadra llama a tener cuidado con la información que por nuestro propio descuido proporcionamos sin percatarnos del peligro que implica.

Cuadra ejemplificó casos típicos como la persona que va al banco y etiqueta su visita en la entidad bancaria.

Asimismo, la familia que parte de viaje y un miembro publica en el sitio el lugar donde están en ese momento, informando que sus bienes y su propiedad están sin vigilar.

Mencionó también a aquellas personas que ingenuamente publican el tipo de comidas, bebidas y ropa que les gustan. Esta información, según Cuadra es retomada y luego es utilizada para venderle al usuario publicidad.

“La gente en Nicaragua no se toma su tiempo para ver el tema de la seguridad. Subestimamos el poder de la redes y creemos que no nos va a afectar y que no tiene nada que ver en nuestra vida pública y privada. Pero no es así, ya no existe una separación, tu vida virtual es parte de tu vida”, mencionó Cuadra.

Hizo hincapié en saber elegir a las personas que agregará entre sus contactos, no publicar imágenes de niños por ningún motivo y pensar bien antes de hacer una publicación, porque no es posible saber a quién llegará.

“Es más probable que se filtre información privada por descuido e inocencia, a que un hacker ingrese a tu cuenta en redes”, subrayó.

Una prioridad

La socióloga Daysi George dice que las redes han adquirido influencia porque la información llega al instante y acerca a las personas, además de que la tecnología se ha vuelto para unas personas una prioridad. Tanto así que ya no hay interacción entre miembros de una misma familia y algunos padres han dejado en manos de las redes la formación de niños.

Ricardo Rosselló, quien fungía como gobernador de Puerto Rico, dimitió de su cargo tras 12 días de protestas en su contra, las que surgieron al filtrarse unos mensajes privados que este sostuvo en un grupo de chat con funcionarios y colaboradores.AFP/END

Mencionó que en el contexto actual, algunos jóvenes ante la frustración no logran cambios, buscan las plataformas y con el tiempo podrían volverse indolentes con lo que ocurre en sus zonas y preocuparse por situaciones globales.

Carlos Paladino considera que las redes han adquirido poder porque están cumpliendo su cometido, que es hacer que la gente interactúe.

Comentó que hoy en día la gente quiere opinar y las redes se lo permiten, aunque a veces se expongan a situaciones no previstas, como ser víctimas de bullying o memes.