• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

“Para poder echar a andar una bicicleta y no caerse en el camino, se tiene que tener un equilibrio y un balance. Si vos perdés el balance, te caés. Pero al final, también así es la vida. No siempre todo va a las mil maravillas y lo que se hace es ‘si te caés de la bicicleta, te levantas y te volvés a montar para llegar a la meta, a donde vas’. Es una analogía de la vida. Vivimos en la vida buscando ese balance”.

La empresaria Carmen Hilleprandt, quien refirió lo anterior, llegó a la presidencia de la Cámara de Comercio y Servicio de Nicaragua (CCSN) este año. Durante el primer Encuentro de Mujeres Empresarias, que realizó esa organización gremial este jueves, Hilleprandt contó que es la primera mujer presidenta de la CCSN, en sus 128 años. Además, habló de su trayectoria como empresaria, ocupando cargos importantes en diferentes empresas.

En ese primer encuentro de empresarias, al que asistieron más de 100 mujeres, se desarrolló el panel “¿Cómo andar en bicicleta?”, para destacar la importancia del equilibrio de la mujer empresaria para desarrollar su potencial.

Hilleprandt contó su propia experiencia para demostrar que las mujeres han dado pasos en el mundo empresarial, pero aún tienen mucho camino por recorrer: “Ahora hay más mujeres en las organizaciones gremiales, ha crecido en un 30% la representación de las mujeres como presidentas de cámaras empresariales, lo que significa que hemos venido avanzando”. Sin embargo, fue autocrítica al decir que las mujeres tienen que ser más activas y perder el miedo para alcanzar los objetivos. “Te tenés que capacitar, para lograr las metas”, refirió.

“Para poder echar a andar una bicicleta y no caerse en el camino, se tiene que tener un equilibrio y un balance. Imagen referencia. /Archivo/END

La coach de vida, Nadia Vado, manifestó que en la vida empresarial siempre ocurren caídas, pero como en la analogía de andar en bicicleta, siempre existe la oportunidad de volver a levantarse. “También, andar en bicicleta nos permite tener un norte. Tenemos que estar centradas y enfocadas hacia el frente, hacia nuestro camino o nuestro destino. Lo mismo ocurre en la vida: En la medida en que estemos centrados y enfocados en nuestro propósito de vida, en lo que queremos ser y alcanzar, así será nuestro éxito”, explicó.

Vado abordó durante el encuentro “la importancia del ser y del hacer”. Señaló que “casi siempre vivimos de prisa” y recomendó que “hay que vivir y disfrutar cada día como si fuera el último”. En ese sentido, la coach recomendó pensar en “qué haríamos si nos quedaran solo cinco días de vida” y hacer eso, “para conseguir vivir siendo y haciendo lo que nos apasiona en la vida”.

En ese primer encuentro de empresarias, al que asistieron más de 100 mujeres, se desarrolló el panel “¿Cómo andar en bicicleta?”, para destacar la importancia del equilibrio de la mujer empresaria para desarrollar su potencial.Imagen Referencial / Archivo/END

Para la sicóloga y coach, Marlen Landero, “la bicicleta ha sido un instrumento que contribuye a la liberación, educación y emancipación de la mujer”. Añadió que, por ejemplo, las niñas en el campo van en bicicleta a sus escuelas. Landero, quien también participó en el encuentro de mujeres empresarias, dijo que lo más importante de la analogía de la bicicleta es aprender que las cosas se deben de hacer con pasión y hay que disfrutar del camino. “Si no, lo mejor es bajarse, porque no es el camino correcto”, indicó.