• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Con un impresionante despliegue policial en las principales vías de Managua, la Policía Nacional reprimió este jueves varias protestas antigubernamentales y detuvieron a dos manifestantes, uno de ellos liberado por la tarde.

El periodista Donaldo Hernández, corresponsal de la Voz de América, fue golpeado por un agente policial mientras intentaba ingresar al lugar de una de las protestas en carretera a Masaya.

Uno de los grupos de manifestantes se concentró en el edificio Pellas, el que fue rodeado por un centenar de policías que disparaban chibolas y bombas aturdidoras.

En otros puntos, decenas de agentes policiales estaban acompañados de un perro cada uno, algo que se vio por primera vez en los operativos contra los protestantes.

En el sector de la Plaza Santo Domingo, en carretera a Masaya, decenas de policías acompañados de civiles armados asediaron a un grupo de jóvenes que levantaban banderas azul y blanco y gritaban consignas contra el Gobierno.

En este lugar, agentes policiales capturaron a los dos jóvenes que protestaban, Cecilia Sequeira y Roberto Briones. También hubo varios manifestantes golpeados.

Momentos en que policías capturan a una de las manifestantes en Managua.Nayira Valenzuela/END

“Somos muchos estudiantes y ya estábamos organizados para este escenario, queremos elecciones adelantadas y un acuerdo político que nos saque de esta crisis que estamos viviendo”, dijo Valeska Valle, de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, quien participó en la manifestación.

Los policías antidisturbios también lanzaron piedras contra los protestantes.

Otras protestas ocurrieron en el sector de ENEL Central, la Catedral de Managua y la colonia Centroamérica.

Contiguo al edificio de Movistar, los manifestantes se sentaron en el piso y pidieron a los agentes de la policía unirse a la lucha en contra del Gobierno.

Policías capturan a uno de los manifestantes de este jueves en Managua.Nayira Valenzuela/END

La Policía Nacional negó el miércoles el permiso solicitado por estudiantes para hacer una marcha este jueves, sin embargo, los manifestantes salieron a protestar, retando a los agentes policiales que amanecieron regados en puntos céntricos de la ciudad.

En Masaya, por la tarde de este jueves, un grupo de manifestantes que participaban en una misa estuvieron prácticamente encerrados en la iglesia San Miguel Arcángel, porque el templo estaba rodeado de policías y civiles armados pro- Gobierno.

Desde septiembre del año pasado, la Policía Nacional ha prohibido las manifestaciones contra el Gobierno y este miércoles la institución acusó a los estudiantes que solicitaron permiso para una marcha de tener antecedentes delictivos por consumo y expendio de drogas y portación ilegal de armas.