• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Guardabosques de las comunidades afrodescendientes creole e indígena Rama, denunciaron el hallazgo de un jaguar desollado por colonos que invaden la reserva biológica Indio-Maíz. La denuncia fue hecha por la organización Salvemos la reserva Indio-Maíz.

Según la denuncia, “en un reciente recorrido de monitoreo en la Reserva Indio-Maíz por guardabosques ramas y creoles, dueños de más del 70% del área protegida, logran encontrar nuevas evidencias de invasión que sufre su territorio y los daños a la flora y fauna”.

Imagen de la osamenta de la cabeza del felino sacrificado. Cortesía  Salvemos la reserva Indio-Maíz/END

El hallazgo también fue confirmado por la dirigente de la comunidad creole, Paty Beckford, quien precisó que “lamentablemente” fue real el descubrimiento del jaguar cazado.

“Es lamentable que esté sucediendo esto, las imágenes muestran la muerte de un felino, según el testimonio de los autores del crimen; el animal estaba haciendo daño, se había comido unos terneros, por eso lo tuvieron que matar”, precisa la organización Salvemos la reserva Indio-Maíz.

Los conservacionistas criticaron el actuar de los colonos. “Aquí la inquietud, ¿quien está invadiendo el hogar de quién? Este acto debería ser revisado por las autoridades competentes para sancionar a las personas que acabaron con la vida de este animal, que lo único que hace es querer sobre vivir”, señalan.

Invasores

En las fotos compartidas por la organización reflejan que la piel del jaguar se encuentra colgada en una regleta, junto a una albarda de caballo. Otras fotos muestran la osamenta del felino, principalmente la cabeza.

La organización precisó que “el deterioro de su hábitat los lleva a buscar cómo adaptarse, sobre todo alimentarse, pero si los invasores no estuvieran destruyendo su hogar, pues tendría la oportunidad de vivir y tener alimento, este hallazgo fue encontrado en el sector de Jerusalén, por donde está una familia apellido Aragón”.

Los jaguares existen desde México hasta el norte de Argentina. Imagen referencial. Archivo/END

Según la Lista Roja de Especies en Peligro Crítico de Nicaragua, en el país la población de jaguares se estima en 331 individuos, que viven en la reserva de biosfera de Bosawás y la reserva biológica Indio-Maíz.

La principal amenaza para este animal es la pérdida de hábitat que trae consigo la deforestación, ganadería, agricultura y la caza ilegal, según Lista Roja de Especies en Peligro Crítico.

Los jaguares existen desde México hasta el norte de Argentina. En la zona del Pacífico, hasta el momento, está reportado como extinto, asimismo en la zona central.