elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Representantes de la comunidad cooperante y el gobierno nicaragüense concluyeron sin acuerdos tres semanas de diálogo, que buscaba reanudar la ayuda económica a Nicaragua, congelada parcialmente tras los cuestionados comicios municipales de 2008, informaron hoy funcionarios. "Hemos tenido una serie de reuniones" con los donantes que "han sido con un espíritu muy positivo, pero nada más, no hay ningún resultado al respecto", declaró el canciller nicaragüense, Samuel Santos, a radios y televisoras del gobierno.

En las reuniones, iniciadas a mediados mayo, participaron delegados del Grupo de Apoyo Presupuestario (GAP), que integran 25 organismos y países cooperantes, y funcionarios del gobierno, la cancillería y diputados nicaragüenses. El grupo, que suspendió parte de su apoyo al presupuesto nicaragüense hasta que el gobierno izquierdista de Daniel Ortega aclare las denuncias de fraude en los comicios, ganados oficialmente por el partido gobernante, escuchó los planteos de los funcionarios sandinistas y su voluntad de superar el conflicto mediante una reforma al sistema electoral.

"Hemos visto algunas aperturas de parte de los parlamentarios, para (realizar) reformas en cuanto al sistema electoral", informó el portavoz del GAP, Peter Bishof, director residente para América Central de la Agencia Suiza para el Desarrollo, a la prensa. Bishof observó, sin embargo, que la intención de las autoridades nicaragüenses de mejorar su sistema electoral "todavía está bastante en discusión", y expresó que a pesar de que los motivos que paralizaron parcialmente su ayuda no fueron resueltos, seguirán de cerca el proceso.

"Esto es un punto que (...) tenemos la voluntad de seguir mirando con el gobierno (de Ortega), cuáles serían los procesos, cuáles serían las medidas concretas para ahora concretar esta apertura que ellos tienen para revisar el sistema", puntualizó Bishof. De todas formas, el conflicto electoral "no es un tema cerrado para nosotros" los cooperantes, que iniciarán consultas con sus respectivos gobiernos para decidir el futuro de su asistencia a Nicaragua, aclaró.

El GAP mantiene congelados más de 30 millones de dólares en apoyo al presupuesto nicaragüense de 2008 y parte de otros 90 millones de dólares que tenía programado desembolsar este año a Nicaragua.