•  |
  •  |

La Junta Directiva de la Corporación Reto del Milenio (MCC, por sus siglas en inglés) decidió terminar todos los proyectos de desarrollo económico y rural, infraestructura y programas de cooperación al registro de la propiedad que mantenía en Nicaragua, con lo que culmina el congelamiento de los 64 millones de dólares al gobierno nicaragüense desde finales de 2008.

En un comunicado oficial, la CRM, en Washington, expresa que es una "desilusión" concluir con la ayuda que brindan al país después de haber obtenido grandes resultados en la reducción de pobreza mediante proyectos innovadores de crecimiento económico.

Asimismo, la CRM lamenta que el gobierno nicaragüense no haya respondido a las preocupaciones expresadas por la población y la comunidad internacional respecto de los comicios municipales de noviembre del año pasado, lo que hace imposible para el programa continuar con su apoyo al país.

"Dada la falta de reformas o progreso significativos en las áreas (de la democracia y la libertad económica e inversión social) del gobierno de Nicaragua, la junta ha acordado terminar estos proyectos", manifiesta la nota oficial. Entre los proyectos no se concluirán está la construcción de la Carretera Nejapa-Izapa.

La CRM aprobó en 2005 una asistencia de 175 millones de dólares para diversos proyectos en Nicaragua en reconocimiento a su lucha contra la corrupción. Este programa otorga ayuda al desarrollo de la nación bajo criterios de eligibilidad, como un sistema democrático, el cumplimiento del Estado de derecho o la lucha contra la corrupción.

Presidente ya había anunciado suspensión
El mandatario Daniel Ortega practicamente había anunciado la suspensión de esta ayuda el viernes 15 de mayo, cuando manifestó que el gobierno de Estados Unidos condicionó el desembolso de los fondos a la revisión de los resultados electorales.

En un discurso, durante el recibimiento de una donación de 130 buses rusos, el presidente le comunicó al canciller Samuel Santos que la Secretaria de Estados de Estados Unidos, Hillary Clinton, expresó que se suspendería el millonario proyecto si Nicaragua no accedía a revisar los resultados de las elecciones municipales, calificadas de fraudulentas. En ese momento Ortega agregó que “todo lo que no quieran hacer los yankees, lo vamos a hacer con la cooperación venezolana”.