• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El Nuevo Diario informa a los lectores que, a partir de este martes 30 de julio, su formato impreso será reducido de estándar a tabloide debido a la escasa reserva de papel en sus bodegas, una consecuencia de la retención en Aduana de las materias primas importadas por este periódico, que inició en septiembre de 2018.

Desde su fundación, hace más de 39 años, es la primera vez que El Nuevo Diario cambia su formato tradicional estándar por uno más pequeño, obligado por el bloqueo ilegal de sus materias primas.

Aunque el Tribunal Aduanero y Tributario Administrativo de Nicaragua (TATA) ha emitido dos resoluciones a favor de El Nuevo Diario, ordenando a la Dirección General de Aduanas (DGA) que entregue los insumos retenidos a este periódico, esa institución pública solo liberó el 20% del papel y el 37% de la tinta, entre otras materias primas, el 8 de julio pasado.

El papel entregado en esa fecha solo incluye medias bobinas, de 11.5 pulgadas, conocidas como tripas, que se usan para la impresión de suplementos o periódicos tabloides.

Para imprimir en formato estándar, como ha sido el de El Nuevo Diario, es necesario usar bobinas completas (23 pulgadas).

Desde su fundación, hace más de 39 años, es la primera vez que El Nuevo Diario cambia su formato tradicional estándar por uno más pequeño. Archivo/END

En consecuencia, si a El Nuevo Diario se le imposibilita obtener sus materias primas en el resto del año, estaría en riesgo la edición impresa del periódico en el corto plazo.

El bloqueo a este medio de comunicación, que el próximo 6 de agosto cumpliría 11 meses, atenta contra la libertad de prensa y el derecho de los ciudadanos a la información.

La Gerencia General de El Nuevo Diario ha insistido ante la DGA que cumpla la ley y entregue todos los insumos propiedad de este periódico, retenidos sin ninguna justificación técnica ni legal.

En consecuencia, si a El Nuevo Diario se le imposibilita obtener sus materias primas en el resto del año, estaría en riesgo la edición impresa del periódico en el corto plazo. Archivo/END

Mientras esperamos una respuesta de esa institución pública, pedimos a los lectores que nos disculpen por los inconvenientes que les causan estos ajustes al periódico.