• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los ingresos derivados del turismo han retrocedido a niveles de 2014, tomando en cuenta que en el primer trimestre de este año Nicaragua apenas obtuvo US$113.1 millones por este concepto, según datos del Banco Central (BCN).

Entre enero y marzo de 2014 se generaron US$114.4 millones cuando esta actividad económica estaba floreciendo, pero si se compara con los US$256.3 millones que se recibieron en los primeros 3 meses del año pasado, previo a la crisis social de abril 2018, hay una caída interanual de 55.8%.

“El panorama del sector es bastante gris para no decir negro de una vez (…). El turismo ha venido creciendo año con año, la industria venía floreciendo, por lo menos 5 años tenía el turismo de haberse colocado como uno de los cinco pilares de la economía del país, el mejor año fue el 2017”, afirmó Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur).

En el año 2017, la industria turística generó US$841 millones al país, y el año pasado esta actividad económica, que tenía un gran potencial de crecimiento, únicamente permitió ingresos por US$544 millones, según datos del BCN.

Los ingresos derivados del turismo han retrocedido a niveles de 2014, tomando en cuenta que en el primer trimestre de este año Nicaragua apenas obtuvo US$113.1 millones por este concepto, según datos del Banco Central (BCN).Orlando Valenzuela/Archivo/END

Al cierre de 2018, el turismo sufrió una contracción de 35.3% con respecto a 2017, el último año pujante de esta actividad que también se ha visto afectado en el tema del empleo.

Turismo centroamericano

En medio de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua, según Valenti, es difícil hacer proyecciones y tratar de abrir nuevas vías de negocios para darle una oportunidad al turismo.

No obstante, los empresarios turísticos que demandan una solución al conflicto están tratando de redirigir sus esfuerzos para captar el turismo centroamericano.

“Es un tipo de turismo que está un poco más acostumbrado a situaciones de crisis como las que vivimos, pues la región ha vivido situaciones convulsas, pero el turismo que está más allá de las fronteras de la región es difícil en tanto no haya esa estabilidad y esa paz social”, apuntó Valenti.

Preparan informe

A raíz del segundo trimestre de 2018, la caída en los ingresos generados por el turismo cayó aceleradamente. Entre abril y junio del añopasado, durante los meses más duros de la crisis, las divisas generadas por el turismo fueron US$111.6 millones, pero debido a la situación tensa del país en ese momento, se desplomaron hasta US$68.5 millones al cierre del tercer trimestre.

Durante el cuarto trimestre de 2018 hubo una ligera recuperación y por este concepto se recibieron US$108 millones, pero aun así el sector no ha podido levantarse.

“El resultado final del 2019 va a ser menor que el del año pasado (…). En febrero, nosotros hicimos una proyección de que el sector iba a decrecer todavía otro 10% adicional a lo del año pasado”, sostuvo Valenti.

La presidenta de Canatur explicó que a finales de agosto esta cámara tendrá listo un informe que evalúa la realidad que ha vivido el sector en los primeros 6 meses de este año.

“Los primeros 3 meses del 2018 fueron meses buenos, porque no había estallado la crisis, pero el resto del año son meses más bajos para la actividad turística, con excepción de Semana Santa, que no fue bueno, pero hubo un poco de movimiento este año”, dijo Valenti.