• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • AFP

El incremento de los casos de dengue en Nicaragua, virus que ha matado a ocho personas en lo que va del año, se debe a que el número de mosquitos transmisores se esté multiplicando por el aumento de los criaderos, explicaron médicos especialistas.

“Eso facilita la reproducción del mosquito y a mayor número en el ambiente, debe aumentar el promedio de la picadura de los mosquitos”, aseguró la máster en Salud Pública e Infectología, Carmen Torres.

La temperatura también ha sido factible en la reproducción de este insecto. Archivo/END

La experta afirmó que no descartaría que el mosquito transmisor, que solo pica de día, se haya adaptado a luz artificial por lo que ahora ataca también en la noche.

“Ahora los seres humanos usamos diversos tipos de luz, incluso ultravioleta, que son las lámparas de consumo económico y eso se asemeja mucho a la luz del sol”, manifestó.

La infectóloga subrayó que uno de los factores que muy pocos conocen es que la hembra del mosquito es la que pica para alimentarse de sangre y poder poner sus huevos. El macho generalmente vive una semana, no obstante, la hembra puede vivir casi un mes.

“Durante ese tiempo, la hembra está picando, para ella 20 días es una vida entera”, detalló.

Según datos del Ministerio de Salud (Minsa), los casos de dengue en Nicaragua han aumentado hasta un 230% en comparación al 2018.

Las condiciones climáticas han sido propicias para la proliferación de mosquitos. Archivo/END

Torres explicó que los gobiernos hacen todos los años proyecciones de las enfermedades como el dengue, en base a los casos que tuvieron en año anteriores.

“Si el Minsa está reconociendo que el número de casos esperados superó la proyección de los posibles casos, deberían de haberse tomado las medidas necesarias para saber dónde está la falla, si es por la parte administrativa o la población, o ambas”, expresó.

El tipo más peligroso

Carlos Quant, médico especialista en Infectología, afirmó que existen cuatro variedades de dengue que se denominan serotipo o tipo 1, 2, 3 y 4, cualquiera de los cuales puede llevar a la muerte, pero el más grave es el tipo 2 y es el que está circulando en el país.

Aseguró que el Minsa toma muestra de las personas enfermas y a través de determinación de biología molecular establecen cuál es el tipo que anda circulando.

Quant precisó que la información sobre el tipo del virus del dengue que anda circulando en el país se compartió en un congreso de Infectología el fin de semana.

Este dato coincide con el informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) sobre el comportamiento del dengue en América Central, el que señala que en Nicaragua predominan los tipos 1 y 2.

uno de los factores que muy pocos conocen es que la hembra del mosquito es la que pica para alimentarse de sangre. Archivo/END

“El mayor riesgo está asociado al dengue tipo 2. Aunque sea el mismo virus, puede provocar efectos más severos en el organismo y eso tiene que ver con las características propias del serotipo”, indicó.

Los niños son más vulnerables al dengue porque no han sido expuestos a este virus, aseguró Quant. En el caso de los adultos, es posible que ya se hayan contagiado alguna vez y eso les confiere cierta inmunidad.

Criaderos

El meteorólogo del Centro Humboldt, Agustín Moreira, indicó que las condiciones climáticas han sido propicias para la proliferación de mosquitos, sin embargo, el mayor factor de aumento es la cantidad de criaderos que hay por el descuido humano.

“Cuando tenemos lluvias intermedias como las que han presentado este invierno, se forman charcas, ya sean en ríos o la ciudad, estos son los focos de infección”, apuntó.

Los gobiernos hacen todos los años proyecciones de las enfermedades como el dengue. Archivo/END

La temperatura también ha sido factible en la reproducción de este insecto, ya que ha encontrado un ambiente óptimo con la humedad que ha caído, precisó Moreira.

“No obstante, el clima no es el causante en el aumento de los casos, son los residuos que se están dejando y que no se están controlando por la población y las autoridades”, dijo Moreira.