•  |
  •  |
  • END

El hacinamiento y la falta de agua en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, es una bomba de tiempo para los 700 becados que alberga esta Alma Máter, al confirmarse dos casos positivos de gripe A H1N1 en este recinto.

Las dos becadas portadoras del virus de influenza humana se encuentran aisladas de sus compañeros, pero existen siete casos sospechosos más, afirmó el presidente de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN, César Pérez.

“En el Recinto Universitario ‘Rubén Darío’ tenemos 700 becados internos ‘legales’, pero de manera ilegal hay el doble. Muchos les dan ‘raid’ a estudiantes que perdieron la beca, o a aquellos que no tienen para pagar un cuarto. Es decir, que podrían haber casi dos mil estudiantes hacinados en el internado”, dijo Pérez.

Tampoco hay agua

Además, expresó que la UNAN-Managua tiene 14,000 estudiantes, los cuales sufren el desabastecimiento de agua potable.

“Los médicos dicen que hay que lavarse las manos, pero sin agua tenemos un grave problema. Por eso le pedimos a Enacal que instale tanques, y a los bomberos que nos suministren el vital líquido, para poder controlar el virus”, expresó el estudiante.

Otro de los factores que podrían expandir el virus de la influenza humana, dijo Pérez, es que los universitarios no dejan de “saludarse de manos, con besos y tocarse”, pues es una costumbre ya difícil de quitar.

Según los alumnos consultados, la primera afectada fue identificada con influenza el lunes pasado. “El segundo caso se nos confirmó ayer (martes). De momento, sólo sabemos que una de ellas es del internado de mujeres y la otra es de las casitas independientes (...) nos han dicho que mantengamos las medidas preventivas como lavarnos a cada rato las manos, pero hasta allí”, indicó una alumna que pidió omitir su nombre.

No tienen mascarillas

Hasta el momento, a las muchachas del internado no se les han facilitado mascarillas. Las que la portan, según dijeron, las han comprado.

“Esto nos preocupa, porque en cada cuarto (del internado) estamos más de cuatro estudiantes, y los cuartos tienen poca ventilación”, coincidieron.

Se supo que estudiantes del quinto año de Medicina están supervisando el área de internado descrita. “Ellos vienen a diario, pero más que todo para saber si estamos implementado las medidas de higiene”, concordaron las entrevistadas.

Contagio del extranjero

El doctor Armando Ulloa, Vicedecano de la Facultad de Ciencias Médicas, dijo que las estudiantes son originarias de los municipios de Ometepe y Tola, del departamento de Rivas.

En tanto, el ministro de Salud, Guillermo González, afirmó que una de las jóvenes contrajo el virus al tener contacto con una persona proveniente de Estados Unidos.

La universitaria ya hizo una lista de las personas que estuvieron en contacto con ella, las cuales están bajo vigilancia epidemiológica.

El Consejo Nacional de Universidades, CNU, convocó ayer una reunión con los rectores, para establecer las acciones a tomar en los recintos. Sin embargo, hasta el cierre de edición, el presidente del organismo, Telémaco Talavera, no respondió su teléfono celular.