• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Web

Un plazo de tres días ha dado la Corte Suprema de Justicia (CSJ) a la abogada María Oviedo, miembro de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), para que responda a una queja presentada en su contra por el jefe de la Dirección de Armas y Explosivos (D.A.E.M) de Masaya, teniente Danilo López.

En la queja contra la abogada, quien también enfrenta un proceso donde la Fiscalía la acusa de atentar contra la autoridad y sus agentes, el policía Danilo López pide que María Oviedo sea suspendida como abogada y notaria pública por la CSJ.

En la cédula judicial, donde se le notifica a la abogada de la CPDH sobre la queja interpuesta en su contra, la Inspectoría le da un plazo de tres días a la profesional del derecho, para que conteste la queja presentada en su contra.

En la misma resolución la CSJ pide información a la Inspectoría Judicial, para que informe si existen contra la defensora de los derechos humanos otras quejas por su desempeño en el ejercicio de la profesión.

La queja, al igual que la acusación que existe contra la abogada María Oviedo, está relacionado con un incidente que aconteció el pasado viernes en el cuartel de la Policía en Masaya, donde ella habría dado una bofetada al teniente Danilo López porque este la tocó de manera inapropiada.

La abogada de la CPDH se presentó a esa sede policial para acompañar a una cita policial al excarcelado Cristia Fajardo.

El teniente Danilo López, está ofreciendo como pruebas contra María Oviedo, un vídeo tomado por otro oficial de la Policía y los testimonios de las agentes policiales Ana Pérez Córdoba y Escarlet Castillo Sánchez.

La abogada María Oviedo al salir de la cárcel / Archivo Las dos agentes policiales ofrecidas como testigo contra la abogada María Oviedo, han sido identificadas como las oficiales que aparecen en el video que desde la tarde del lunes se ha viralizado en las redes sociales y donde se les observa como con violencia arrestan a la abogada.