• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) inició esta mañana el proceso de consultas para formar la comisión de alto nivel diplomático que trabajará para dar una solución pacífica a la crisis de Nicaragua.

La Misión Permanente de la República de Argentina en la OEA confirmó que hoy se realizó una reunión para analizar la constitución de dicha comisión.

“Ahora (se realiza) la reunión de coordinadores regionales en el Consejo Permanente de la OEA, analizando la constitución de la comisión, de acuerdo con Resolución 2943, que realizará gestiones diplomáticas para procurar una solución efectiva a la crisis en Nicaragua”, publicó la cuenta de Twitter de la delegación de Argentina en la OEA.

La resolución aprobada el 28 de julio en la OEA solicita que la comisión deberá presentar un informe sobre la crisis en Nicaragua en un plazo de 75 días.

Miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) indicaron al mediodía que tienen conocimiento sobre el proceso de consultas que iniciaron en la OEA.

“Existen ya conversaciones bilaterales entre los embajadores (en la OEA) y es posible que muy pronto se convoque a una reunión. Ya es momento que se reúnan en el Consejo Permanente”, indicó Carlos Tünnerman, del equipo negociador de la Alianza durante una conferencia de prensa.

La ACJD, tal como la había anunciado se presentó esta mañana en el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE) a esperar que una representación del gobierno llegara para reanudar la mesa de negociaciones, pero la delegación gubernamental no se hizo presente.

“La Alianza Cívica no volverá al Incae hasta tener una respuesta oficial del Gobierno, necesitamos una comunicación en la que nos diga que no quiere seguir negociando y que queda terminada la mesa de negociación”, sostuvo Tünnerman.

La ACJD señaló que la ausencia de la delegación del Gobierno al llamado de retomar las negociaciones este 31 de julio dejó en evidencia una vez más su falta de voluntad para resolver la crisis actual que sufre Nicaragua.