• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Un total de 768 personas fueron atendidas por presentar síntomas asociados al dengue, en los cuatro días posteriores al decreto de alerta epidemiológica, indica un informe del Ministerio de Salud (Minsa).

En la última semana de julio se reportó que en las primeras 30 semanas del año hubo 2,232 reportes sospechosos de dengue y 370 casos confirmados.

Del total de casos sospechosos de los cuatro días posteriores a la alerta epidemiológica del 30 de julio, 107 resultaron positivos, y la mayoría de estos se ubican en los departamentos de Matagalpa, Masaya y Managua con 26, 25 y 17 casos, respectivamente. Según el Minsa, la cifra de muertes se mantiene en ocho personas, aunque el año pasado para este mismo período solo se había confirmado un fallecimiento por dengue, indica el Minsa.

El martes pasado, el Minsa decretó la alerta epidemiológica debido al incremento de casos de dengue en la región centroamericana, siendo Nicaragua el país que ocupa el primer lugar en casos acumulados, es decir, en atención por sospecha. En los primeros 7 meses del año totalizaban 55,289 consultas relacionadas con la epidemia, de las cuales 2,232 eran casos positivos del virus del dengue.

Al sumar los nuevos casos de agosto, las cifras de dengue se incrementan a 2,339 confirmados y a 56,057 acumulados en el país.

A nivel regional

El dengue se ha convertido en una seria preocupación de salud para diversos países de Centroamérica, pero en especial para Honduras, Guatemala y Nicaragua, donde se registran más casos de fallecidos.

En Honduras la cantidad de muertes asciende a 62, ya que la semana pasada ocurrieron cuatro nuevos fallecimientos, por lo que el Gobierno de ese país mantiene vigente una alerta nacional desde el 2 de julio pasado, mientras que en Guatemala hay al menos 27 fallecidos según reportes de los ministerios de Salud de esos países.

El Salvador registra dos muertes por dengue. Archivo/END

El Salvador registra dos muertes, pero investiga otros nueve fallecimientos que podrían estar relacionados con el virus según reportes de prensa; Panamá también reporta dos personas fallecidas, y hasta ahora solamente en Costa Rica no se registran víctimas.

Frente común

Precisamente debido a las implicaciones que el virus está teniendo en la región, el sábado pasado, Roberto Herrera, comisionado nacional para los derechos humanos en Honduras hizo un llamado a los ministros de Salud de Centroamérica para que se reúnan y hagan un frente común ante la comunidad internacional y solicitar apoyo para combatir la epidemia, de acuerdo con el diario local La Tribuna.

 Según el Minsa, la cifra de muertes se mantiene en ocho personas. Archivo/END

“El virus sigue atacando tanto a Honduras como al resto de los países centroamericanos y, en este sentido, todos los países tendrán que unirse”, dijo Herrera.

Herrera consideró que los próximos 3 meses serán los más peligrosos tanto para Honduras como para el resto de la región, porque incrementa el caudal de lluvia.

El funcionario planteó la necesidad de dar una cooperación complementaria a los esfuerzos realizados hasta ahora en cada país, por lo que considera que los titulares de salud de la región deben realizar un esfuerzo común para combatir el dengue.