José Adán Silva
  •  |
  •  |
  • END

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) acompañó esta semana a inversionistas y socios suizos del hotel Punta de Teonoste en las playas de Rivas, a una reunión con la Procuraduría General de la República, luego de que una juez ordenara traspasar la propiedad a favor del Estado de Nicaragua.

En ese encuentro, realizado el martes entre el Procurador General de la República, Hernán Estrada y los inversionistas de origen suizo propietarios de Punta Teonoste, se hicieron presentes el presidentes del Cosep, José Adán Aguerri, y el de la Cámara de Comercio de Nicaragua (Caconic), Ernesto Porta.

El encuentro se realizó a solicitud de las organizaciones empresariales debido a la profunda preocupación de los inversionistas ante los hechos recientes, que resultaron en la cancelación de los asientos registrales de esta propiedad, con base en una sentencia de la juez única civil de distrito de la ciudad de Rivas. Es decir, que nadie tiene segura su propiedad, aunque esté inscrita a su nombre.

La Procuraduría promovió la recuperación de un lote de 65 manzanas ubicado en Playa Conejo-El Astillero, municipio de Tola, que pertenecía a agropecuaria San Martín, finca que fue confiscada por el Estado en 1979 al “Señor de Masaya”, como se le conocía a Cornelio Hüeck, reconocido somocista.

PGR: “Lavado de tierras”

Según los alegatos de la PGR, el Ejército de Nicaragua inscribió dolosamente el lote a su favor y luego lo “donó” a alguien que a su vez vendió el terreno a la familia Bühler, que lo vendió a una sociedad de inversionistas suizos que construyeron el hotel en la playa. La Procuraduría calificó el hecho como “lavado registral”.

Ante la acción judicial promovida por la Procuraduría Departamental de Rivas, dirigida por el procurador Wilber Ibarra, los representantes de la familia Bühler (socios y mediadores de la adquisición de la propiedad recuperada por el Estado) expresaron ante el procurador Estrada su reclamo debido a la decisión judicial, la cual, a su criterio, afecta el clima de inversiones turísticas en la zona.

Los socios del Hotel Punta Teonoste le expusieron al procurador Estrada la magnitud de la inversión realizada, y argumentaron que lo hicieron “cumpliendo con todos los procesos de ley”.

Negociación en puerta

El procurador Estrada, en nombre del gobierno, transmitió a los inversionistas el mensaje de que la institución que hace de abogado del Estado no afectaría las inversiones, basada en el respeto a los terceros adquirentes de buena fe, pero que continuaría el proceso de cara a una solución en la que el Estado de Nicaragua fungiría como dueño de la propiedad.

Esta semana se anunciaron jornadas y propuestas por parte de la Procuraduría a los inversionistas para encontrar respuesta a la situación.