• Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Tras 20 años de intentar conocer el paradero de su hijo, Adela Valentina Flores, de 82 años, terminó su ansiada espera por tener noticias de su primogénito.

Luego que El Nuevo Diario publicara un artículo, en el que Adela Valentina manifestaba su deseo de ver a su hijo antes de morir, Douglas Edén Palma Flores, quien desde hace 20 años partió hacia Costa Rica, pudo contactarse con ella, tras ver la publicación que fue compartida por miles de usuarios en las redes sociales.

Doña Adela Valentina Flores, después de haber hablado con su hijo, asegura que por diversas situaciones, él no había logrado comunicarse con ella, sin embargo al ver la publicación de El Nuevo Diario, la misma noche del domingo buscó cómo comunicarse con ella.

Después de 20 años, Adela Valentina Flores jamás perdió las esperanzas de volver a ver a su hijo, abrazarlo y besarlo. Cada día lo esperaba y aunque su deseo no se ha cumplido por completo, dice que el solo el hecho de hablar con él, después de tanto tiempo, le ha dado mucha felicidad.

La última vez que Adela Valentina Flores había hablado con su hijo ocurrió un día después de su partida hacia Costa Rica, cuando la llamó para informarle de su llegada al vecino país del sur.

Fotografía de Douglas Edén Palma Flores antes de irse a Costa Rica / Cortesía Un periodista de El Nuevo Diario llamó a Douglas Edén Palma, para consultar las razones por las que no se había comunicado con su madre y mientras doña Valentina Flores escuchaba la conversación de su hijo, no dejaba de su sonreír al oír su voz.

“Dígale que lo estoy escuchando”, expresaba la anciana de 82 años, mientras el periodista de El Nuevo Diario entrevistaba a su hijo, posteriormente solicitó hablar con él.

Al hablar con su hijo, Adela Valentina no dudó en preguntarle las razones por las cuales nunca volvió a su casa y porqué jamás la llamó, miestras su primogénito respondió que él había buscado tener comunicación con ella, sin embargo, por razones laborales no podía regresar a Nicaragua.

Douglas Edén Palma Flores / Cortesía “Yo siempre he estado al tanto de ella por medio de un familiar, ya que no tiene teléfono. No he podido regresar a Nicaragua, por motivos laborales porque tengo que andar por toda Costa Rica, pero después de marzo del 2020, estoy planificando regresar al país, para reencontrarme con mi mamá y presentarle a mis dos hijas y (a) mi esposa”, explicó Douglas Edén Palma.

Adela Valentina desconocía que su hijo estaba al tanto de ella, porque a la persona que llamaba para que le informara sobre su estado, jamás le dijo que él preguntaba por su mamá.

Douglas Edén Palma dice que recibió muchos mensajes ofensivos en las redes sociales por no haberse comunicado con su mamá, pero que estas personas “desconocen las circunstancias de su vida”.