Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una de las principales consecuencias de la cancelación de la Cuento Reto del Milenio, CRM, por parte del gobierno de Estados Unidos a Nicaragua, es que no se podrán rehabilitar 68.64 kilómetros de la Carretera Vieja que comunica a Managua con el departamento de León; tampoco se reconstruirán los caminos rurales entre los municipios de La Paz Centro y Malpaísillo; así como entre Malpaísillo y Villa 15 de Julio. Lo anterior son solo algunas de las afectaciones directas de la eliminación de la ayuda pendiente de 62 millones de dólares que el gobierno norteamericano entregaría a Nicaragua.

Esta mañana, durante una conferencia de prensa, el embajador de Estados Unidos, Robert Callahan, aseguró que aquellos proyectos “contratados” bajo los términos de la CRM serán ejecutados hasta su culminación, pero reiteró la decisión de su gobierno de cancelar la continuación del programa debido, principalmente, a la falta de solución del fraude electoral en los comicios municipales de noviembre de 2008. Callahan enfatizó que la “cooperación bilateral” con Nicaragua continuará, pero advirtió una vez más, que el gobierno de Estados Unidos insistirá en demandar la solución del fraude electoral.  

Y aunque no quiso adelantar detalles en torno a la situación de la ayuda financiera bilateral, el diplomático recordó que toda esa cooperación siempre está sujeta al cumplimiento de principios universales de democracia, entre ellos, la realización de elecciones libres y transparentes algo que, a su juicio, no se cumplió antes, durante y después del nueve de noviembre de 2008.

Incluyendo los fondos canalizados a través de la Cuenta Reto del Milenio, la ayuda financiera a Nicaragua por parte de Estados Unidos para el año 2009, asciende a unos 100 millones de dólares.