•  |
  •  |
  • END

El director de Patrimonio Histórico Municipal, Roberto Sánchez Ramírez, denunció ayer existe una banda organizada detrás del robo de las placas de los monumentos de la capital. La última víctima fue el busto de Casimiro Sotelo, inaugurado el pasado cuatro de noviembre.

Este robo se produjo hace más o menos diez días, según Sánchez Ramírez. “Llegaron cuatro hombres y amedrentaron al celador. Todo indica que hay una banda organizada, que roba placas de metal que se pueden fundir”.

El busto de Casimiro Sotelo está ubicado frente a la Universidad Centroamericana, UCA.

Lo dejaron como momia
El otro robo se produjo en la Carretera Norte, en el busto del ex alcalde de Santo Domingo, República Dominicana, José Antonio Peña Gómez, ubicado a un extremo del paso a desnivel. Además fue disfrazado, le pusieron una short en la cabeza y lo envolvieron como momia.

Sánchez Ramírez al respecto dijo que también existe “pillaje” de parte esta banda que opera en la capital. “Al busto de Salvador Allende le quebraron la nariz y los anteojos. La placa de Miguel Ángel Asturias aprovecharon una noche que había una lluvia muy fuerte para llevársela”, expresó.

“Lamentablemente, las próximas inscripciones van ser en cemento. El vandalismo es tremendo. Hasta ahora se han inventariado 103 monumentos en toda la ciudad, y la mayoría están deteriorados”, agregó.

Sánchez Ramírez aseguró que están en conversación con la Escuela de Arquitectura de la Universidad Nacional de Ingeniería, para llevar a cabo un trabajo serio de restauración y protección de los monumentos en la capital. Para ello cuentan con un presupuesto de 600 mil córdobas
Por su parte, el jefe de la División de Relaciones Públicas de la Policía, comisionado mayor Alonso Sevilla, indicó que en Managua se han venido desarrollando planes específicos para combatir el robo de tapas de manjol y tapas de medidores, y recientemente se ha presentado el robo de las placas de monumentos.

“En la ejecución de estos planes hemos comprobado que quienes cometen este tipo de delitos, lo hacen de forma individual, y venden el producto a los acopios de chatarra, o a personas que se dedican a fundir este tipo de material”, señaló.

Sevilla afirmó que la jefatura ha orientado a la Policía de Managua que ejecute planes permanentes dirigidos a enfrentar este tipo de delitos, incluyendo acciones sobre aquellos acopios de material chatarra.

“No hemos probado que haya bandas, hemos topado con gente que de forma individual se las roban, y las venden a chatarreros”, concluyó.