• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Bayardo Francisco Toruño Bellorín, tenía 20 años cuando cometió el primer crimen. Hace una semana regresó a Estelí y la tarde del jueves fue capturado por la Policía Nacional.

El acusado se había fugado a Costa Rica, donde se mantuvo durante 11 años, luego de matar a otro esteliano, también es acusado de robo con violencia agravado.

Luego de ser uno de los más buscados tanto por las autoridades nicaragüenses como por la Policía Internacional (Interpol), Bayardo Toruño Bellorín, ahora de 31 años, fue capturado en Estelí, por la Policía Nacional, luego de haber huido hace 10 años hacia Costa Rica, tiempo en que evadió a las autoridades que lo buscaban por haber matado a dos personas y cometer delitos de robo con violencia agravado.

Las autoridades nicaragüenses lo reportaron a la Interpol y al darse cuenta que en Costa Rica lo buscaban, Toruño decidió retornar a Estelí. Según se conoció, ese elemento trabajaba en actividades agrícolas en suelo costarricense.

Los crímenes

En diciembre del 2008, según las autoridades, el señalado cometió un robo agravado seguido de homicidio, en una finca agrícola a tres kilómetros y medio al noreste de la ciudad de Estelí y a orilla de la carretera que conduce hacia la zona turística de Miraflor.

Bayardo Francisco Toruño Bellorín, tenía 20 años cuando cometió el primer crimen. Máximo Rugama/END

En ese lugar, luego de agredir a garrotazos y por sorpresa al guarda de seguridad, Anastasio de Jesús Pérez Castillo, de 50 años, le quitó la vida y le robó varios objetos de valor y una escopeta calibre 12, según la acusación contra Toruño.

En esa ocasión, Toruño logró huir hacia otro departamento, supuestamente a las profundidades montañosas de Matagalpa, pero ya el domingo 25 de octubre del 2009 regresó y luego de agredir a la jovencita Orfa Aracely Herrera Rivera, de 20 años, llevándose teléfonos celulares, dinero en efectivo y objetos de valor de la víctima.

La muerte de Herrera Rivera, causó conmoción entre los estelianos, ya que era una reconocida universitaria que estudiaba en el turno matutino de lunes a viernes y por las tardes así como los fines de semana trabajaba para ayudar económicamente a su familia.

El hecho sangriento ocurrió en un cibercafé ubicado en la zona central de la ciudad de Estelí, donde ella laboraba.

La captura

La Policía Nacional mediante un operativo realizado la tarde de este 8 de agosto, capturó a Toruño, en una casa donde estaba viviendo con unos parientes, y la cual se ubica en el Anexo al barrio La Unión en la zona periférica noroeste de la ciudad de Estelí.

Según las autoridades, el acusado perteneció en su adolescencia a una pandilla que cometía robos con violencia e intimidación, pero quedó actuando solo cuando la policía capturó a los demás miembros de la banda.

La muerte de Herrera Rivera, causó conmoción entre los estelianos, ya que era una reconocida universitaria que estudiaba en el turno matutino de lunes a viernes.Imagen referencial.Archivo/END

Para caerle a sus víctimas inicialmente estudiaba sus movimientos y luego en momentos de vulnerabilidad las atacaba ferozmente.

El detenido no quiso brindar declaraciones a los medios de comunicación

Comisionado Mayor Alejandro Ruiz jefe de la delegación policial en el departamento de Estelí.

Supuestamente el detenido tenía planes de viajar hacia Honduras y luego dirigirse hacia Norteamérica.