• Managua |
  • |
  • |
  • Edición Web

A eso de las 9:00 a.m. de este viernes fue retenido por agentes de la Policía Nacional y funcionarios de Migración y Extranjería en la frontera de Peñas Blancas, el líder estudiantil excarcelado Byron Corea, cuando se dirigía a Costa Rica.

Los agentes justificaron la retención de 35 minutos como una “entrevista de rutina”, sin embargo, solo el líder estudiantil tenía la orden de bajar del bus y ser “entrevistado”.

“Cuando entregué los documentos al señor del bus, los agentes me mandaron a llamar con él y en la ventanilla me empezaron a realizar preguntas extrañas, tales como: ¿Para dónde vas? ¿Cuánto dinero portás en la cartera? ¿Quién financiaba tu viaje a Costa Rica? Y preguntas rutinarias que te hacen como ¿A qué hora salió de Nicaragua? ¿Cuál es la dirección de tu casa? ¿Viene acompañado?”, explicó el estudiante.

Además de interrogarlo, los agentes de la Policía y de Migración comenzaron a fotografiarlo de perfil y de frente, y requisaron sus pertenencias.

Byron Corea, junto al también dirigente estudiantil Nahiroby Olivas, en una audiencia judicial. ARCHIVO/END

El líder universitario explicó que su viaje a Costa Rica tiene como propósito sostener reuniones con autoridades del Gobierno costarricense, para abordar la situación de los derechos humanos en Nicaragua y los problemas que enfrentan los nicaragüenses que buscan refugio en ese país.

“El propósito de mi viaje a Costa Rica es un encuentro que tengo con un diputado costarricense, tengo una agenda sobre el tema de derechos humanos y sobre la situacón de los refugiados nicaraguenses, entonces, llevamos propuestas para que los exiliados puedan ser acogidos por el Gobierno costarricense”, explicó Corea.

OTROS REQUISADOS

Dos ciudadansos que viajaban en el mismo bus que Corea, al ver que bajaban al líder universitario, decidieron solidarizarse y bajaron con él. Ambas personas también fueron requisadas, se les solicitó sus cédulas de identidad, se les retuvo por unos minutos y se les “entrevistó”.

Corea denunció que cuando uno de los agentes de la Dirección de Operaciones Especiales (DOEP) de la Policía le solicitó su cédula, sufrió una amenaza.

“El Policía me intentó quitar la cédula, le dije que solo andaba el pasaporte, que no andaba cédula, entonces me dijo: `si te reviso y la encuentro ¿Qué te hago?´, pero no pasó a más”, declaró el excarcelado.

Antes de dejar ir al líder estudiantil, los agentes de la Policía lo señalaron de ser delincuente, diciéndole: “¿Usted sabe que ha tenido delitos en contra del Estado de Nicaragua? No se extrañe entonces que estemos haciendo esto”.

Corea respondió afirmándoles que “esos delitos los había inventado el Estado de Nicaragua”, que no los había cometido”.

Minutos después, Corea y los otros dos ciudadanos recibieron sus documentos y pudieron seguir su rumbo a Costa Rica. Sin embargo, para el universitario, este actuar de las autoridades indica claramente el asedio y persecución que hay contra quienes son opositores al Gobierno.

Corea viajó a Costa Rica para denunciar las violaciones a derechos humanos en Nicaragua y proponer estrategias para abordar la situación de los refugiados nicaragüenses.