• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El juez Décimo Distrito Penal de Audiencia de Managua, Celso Urbina Orozco, dictó una resolución esta mañana donde manda a juicio al manifestante excarcelado Jaime Navarrete Blandón.

El judicial llevó la audiencia inicial a puerta cerradas y programó el juicio para el próximo 4 de septiembre de este año.

La Fiscalía le atribuye a Navarrete los delitos de portación ilegal de armas y posesión de estupefacientes.

La abogada defensora de Navarrete, Yonarqui Martínez, denunció que el arma que la Fiscalía ofreció como prueba en el documento de información y pruebas es distinta a la que se menciona en la acusación.

"Pido al Poder Judicial que nos enfoquemos en utilizar la ley de manera efectiva y no de manera amañada", expresó la abogada.

Martínez denunció que Navarrete respira por la boca porque tiene fracturado el tabique nasal por golpes que habría recibido a manos de policías durante su reciente captura.

"Jaime Navarrete sigue sin ser atendido por un médico, hago responsable a las autoridades por la integridad física de mi representado" expresó la abogada.

Navarrete ya estuvo en la cárcel, después de que el 10 de octubre de 2018 lo declararon culpable del supuesto asesinato agravado en perjuicio de Ariel Ignacio Vivas, un exempleado de la Alcaldía de Managua.

En esa ocasión, para que Jaime Navarrete fuera declarado culpable fueron determinantes los testimonios de dos policías que comparecieron cubriéndose el rostro con pasamontaña y la Fiscalía los identificó como código uno y dos.

Las autoridades excarcelaron a Navarrete Blandón el 11 de junio, junto a otros 55 manifestantes, bajo la Ley de Amnistía.

El 26 de julio de este año, la Policía Nacional lo recapturó en su casa de habitación en el barrio Santa Rosa, Managua y ahora enfrenta un nuevo proceso judicial.