• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Lluvias constantes y bien distribuidas podrían comenzar a caer en Nicaragua y Centroamericana, ahora que desaparece el fenómeno de El Niño, que se asocia a la reducción de las precipitaciones.

Irina Katchan y Agustín Moreira, dos meteorólogos de Costa Rica y Nicaragua, respectivamente, coinciden en que el déficit de lluvias que se ha presentado desde junio, podría acabar y las lluvias empezarían a normalizarse.

Katchan, coordinadora del Observatorio Climático del Centro Nacional de Alta Tecnología (Cenat) y la Plataforma Interactiva de Aplicación del Clima Tropical (Piact) afirmó que posiblemente a partir del 18 de agosto, las condiciones van a cambiar y habrá un periodo de más lluvias.

Sin embargo, la temperatura del océano Pacífico mantiene anomalías, por lo que espera que en agosto se mantenga con lluvias deficitarias.

A pesar de los chubascos en Managua de los últimos días, el calor se mantiene. Archivo/END

La experta explicó que septiembre podría tener lluvias en el rango de lo normal, pero quizá arrastre un pequeño déficit. No obstante, en octubre, las precipitaciones estarán estables. “Tomando en cuenta que las aguas del océano Pacífico no están totalmente frías, en algunos lugares se mantiene más cálidas de lo normal”.

Indicó que han detectado en Nicaragua un gran déficit de lluvias desde junio, que por supuesto tiene un impacto negativo en la producción agrícola. No obstante, con la debilitación del fenómeno de El Niño, esta situación podría ir mejorando, aseveró.

“Definitivamente va a ir mejorando porque vamos a tener alternabilidad de días con lluvias y periodos secos”, aseguró.

“No van a ver condiciones muy secas como las que se estuvieron entre junio, julio y las primeras semanas de agosto”, subrayó la experta, agregando que la distribución de las lluvias va a mejorar, probablemente a partir del 18 de agosto, y que va a ser más homogénea.

Incluso hay una probabilidad que el invierno salga tarde, es decir después de noviembre, mencionó Katchan.

Dijo que el productor debe tener esperanza que la situación de las lluvias puede mejorar, sin embargo, señaló que también debe darse asistencia técnica al productor.

“El productor no sabe qué es lo que va a pasar, entonces hay que brindar este conocimiento y esperanza de que no vamos a tener condiciones tan secas ahora”.

AUMENTO NO SERÁ INMEDIATO

Por su parte, Moreira, meteorólogo del Centro Humboldt, indicó que el mejoramiento de las lluvias no será inmediato, ya que las precipitaciones aumentaran gradualmente.

Precisó que también hay posibilidades que ahora el fenómeno de La Niña empiece a fortalecerse, lo que se manifestaría con el aumento de las precipitaciones en el país y la región.

“Va a haber una mayor posibilidad de aumento de las lluvias tanto en el litoral del Pacífico como en el Caribe”

El meteorólogo señaló que en este mes se mantiene la influencia de altas presiones y el efecto de la canícula.

“Posiblemente, el incremento en la formación de fenómenos atmosférico se dé a finales de agosto e inicios de septiembre”, señaló el meteorólogo.

Hasta el momento las lluvias que han caído al país han sido bastante disparejas, siendo las zonas más beneficiadas el Caribe y Río San Juan.

Moreira aseguró que la situación también podría mejorar para la zona del corredor seco donde el déficit de precipitaciones siempre es el más serio.