• Mulukukú |
  • |
  • |
  • Edición Web

La vicealcaldesa de Mulukukú, Silgia Gómez, denunció este viernes que la Policía Nacional retuvo contra su voluntad a 15 trabajadores durante más de 9 horas y tomó el control de la sede de esa municipalidad, aduciendo que tenía una orden de allanamiento girada por disposición de la Contraloría General de la República (CGR) de Nicaragua.

Gómez, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) llegó a la Alcaldía de Mulukukú a eso de la 8:30 de la mañana, pues los pobladores le avisaron que la municipalidad estaba rodeada por más de 20 agentes de la Policía y sujetos encapuchados.

“Cuando me dejaron entrar a la Alcaldía vi como a cinco trabajadores; unos sentados y otros de pie, pero me enteré que tenían encerrados a otros 7 en una de las oficinas; entonces, un policía me empezó a leer la orden que llevaban, era una orden de allanamiento de morada, algo así. Me la leyeron toda y decía que la Contraloría General de la República se había presentado para hablar con el señor Apolonio Fargas, alcalde electo, y que él se había negado a darles información, por lo tanto, se miraban en la obligación de ejecutar este allanamiento”, detalló la vicealcaldesa de Mulukukú, en el Caribe Norte de Nicaragua.

Los agentes de la Policía, según Gómez, tiraron al piso a todos los trabajadores varones y les quitaron los teléfonos celulares a todos.

Además, se llevaron todos los ampos de las ejecuciones de proyectos que se realizaron en 2018 y 4 CPU, los cuales contienen discos duros con información de las gestiones municipales.

La vicealcaldesa de Mulukukú, Silgia Gómez, confirmó lo ocurrido este viernes. ARCHIVO/END“Como los agentes ya estaban cuando yo llegué, porque llegaron tipo 7:30 de la mañana, los trabajadores me contaron que los policías llegaron violentos y los tiraron a todos los varones en el piso y a todos les quitaron los celulares. Yo pude constatar que se llevaron aproximadamente 4 CPU, que contienen discos duros con información, y todos los ampos de 2018, los que ejecutó el alcalde y los que tuve que ejecutar yo, porque él estuvo preso. Toditos los ampos se llevaron”, denunció Gómez.

La vicealcaldesa explicó que a ella no la hicieron firmar ni un documento, pero que a la encargada de adquisiciones sí le pidieron que firmara una especie de acta de los objetos que se estaban llevando los agentes de la Policía Nacional.

Retenidos la fuerza

Gómez denunció que el allanamiento de la Policía Nacional pareció más un secuestro, pues los 15 trabajadores, incluyéndola, no deseaban estar en esas condiciones, además que los tenían incomunicados.

"La Policía nos tenía como secuestrados porque no nos permitía comunicarnos, todos estábamos nerviosos por tanta gente armada, no nos querían dejar salir, en especial a mí, no me querían dejar a pesar que se los pedí varias veces, pero al final accedieron", relató.

“A mí también me quitaron el celular, solo me lo devolvieron para obligarme a que llamara al jefe de proyectos, porque él no llegó a trabajar, entonces llamé, estando ellos con sus armas a mi lado, pero él no me contestó, solo en una ocasión y se limitó a decirme que andaba en el médico, fue por eso que pude contestarles y denunciar en la mañana de este viernes que nos tenían tomada la Alcaldía”, señaló la vicealcaldesa.

Silgia Gómez logró salir de la Alcaldía hasta a la 6:00 p.m del viernes, luego de solicitar en reiteradas ocasiones a los oficiales que le permitieran irse a su casa, pues ya habían sacado toda la información.

La Policía Nacional retuvo a los trabajadores de la Alcaldía de Mulukukú a lo largo del día, dijo la vicealcaldesa Silgia Gómez. ARCHIVO/END“No me querían dejar salir, le pedí que me dejaran ir porque tengo una bebé y tenía que ir a verla, entonces me pude salir luego de varias peticiones. Nos sacaron un por uno a los trabajadores, pero a mí no me dejaron salir hasta a eso de la 6 de la noche”, denunció la vicealcaldesa.

Luego que todos los trabajadores salieron de la municipalidad, al igual que Gómez, la Alcaldía quedó tomada por agentes de la Policía.

El alcalde Apolonio Fargas, según información brindada por el PLC, está resguardado en un lugar seguro, pues durante el allanamiento no se encontraba en la municipalidad.

Fargas estuvo encarcelado durante 11 meses por, supuestamente, dirigir un ataque al puesto policial de la comunidad de Sislao Paraska, en Mulukukú, durante la crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua, desde abril 2018.

La vicealcaldesa afirmó que no conoce el motivo del actuar de la Contraloría, ni de la Policía, pero que desde ya quiere deslindar responsabilidad de cualquier falso que quieran levantar.

Agregó que algunos medios de comunicación, desde horas de la tarde, cuando todavía estaba encerrada en la Alcaldía, “están afirmando de que estoy a favor del Gobierno y eso no es así, yo estaba allí porque fui a ver qué pasaba, no porque estuviera entregando la Alcaldía y si yo estuviera involucrada no se hubieran llevado los 11 meses de ampos que yo ejecuté en la Alcaldía, yo fui electa como PLC y seguiré firme en este partido, pase lo que pase”.